Capítulo 8

Ir abajo

Capítulo 8

Mensaje  Hikari el Lun Mar 23, 2009 8:14 pm

Capítulo 8
Traición



Esta vez aparecemos en inmenso campo. Ante nosotros se extendía un largo camino.
Natalia: me mareo con sólo mirarlo
PP: Espero que no tengamos que andar todo eso…
Axel señala al horizonte en el que se distingue una figura.
Axel: Ese es nuestro destino… debemos acelerar el paso.
Efrén: oye jefe, ¿por que demonios no hemos aparecido más cerca?
Axel: Por que estáis muy gordos y un poco de ejercicio no os vendría mal.
Héctor: Capullo…
Héctor volvió a susurrar pero de nuevo no lo suficiente bajo como para que Axel no lo oyera. No obstante le ignoró.
Axel: Chicos…a partir de ahora tened los ojos bien abiertos…no estamos solos.
Axel me miró. En sus ojos leí la razón se su sugerencia. Los otros están cerca y como había dicho antes, puede ser un problema para todos.
Axel comienza a caminar. Nosotros le seguimos. No va demasiado deprisa por lo que le seguimos con facilidad a pesar de las enormes zancadas que da. Según vamos avanzando la figura del horizonte se hace más grande. Parece un castillo, un tanto tétrico, pero un castillo al fin y al cabo.
Pronto llegamos a la entrada pero unos cuantos metros antes Axel se para. Parece nervioso. Echa una ojeada rápidamente a los alrededores y luego continua asta la entrada. Abre sigilosamente la puerta y nos hace una señal con la cabeza para que entremos. Nadie comprende el por qué del extraño comportamiento de Axel. Nadie, excepto yo. De repente tengo un presentimiento. Miro hacia una de las ventanas y por un instante me pareció ver que alguien nos observaba. Entramos en una bonita sala de color blanco. Había una puerta en la que ponía con letras borrosas “Laboratorio”. No le presté mucha atención y me limité a seguir al grupo. Atravesamos varios pasillos blancos hasta llegar a una sala de este mismo color.
Xtina: que silencio…
Axel: Si.
El pelirrojo alzó la vista.
Axel: Demasiado…
En ese momento unos cuatro kunais se clavaron en sus brazos haciéndole proferir un aullido de dolor.
Súbitamente la estancia se llenó de esos seres blancos pero esta vez, para nuestra sorpresa, eran de otra clase.
Axel: ¡mierda! ¿Dónde estás? ¡Da la cara zorra!
Larxene: ju, ju así que al fin los has traído
Vexen: Será interesante estudiar su comportamiento
Axel: ¡cállate maldito idiota! ¡Estoy harto de vosotros, harto de toda este complot!
Axel sacó sus aros. Estaba fuera de si.
Axel: iros, buscad por el castillo ¡buscad a Naminé!
Natalia: ¿ein?
PP: ¿Naminé?
Héctor: ¿y quien demonios es esa tía?
Al ver que nos que damos pasmados en el sitio Axel nos lanzó una mirada asesina
Axel: ¡FUERA!
Más que un grito la orden de Axel sonó como un rugido aterrador. Axel ahora tenía cara de psicópata. El suelo comenzó a arder. Todos nos apelotonamos tras la puerta para observar.
Se formo una grieta circular alrededor de los seis. Las llamas comenzaron a salir del suelo rodeándolos al igual que a nosotros en nuestro primer día.
Marluxia: Así que esto va en serio…
Zexion: No vale la pena Axel, esta batalla ya esta ganada.

Vexen: Esta es la ley del más fuerte Axel. Tu y tus chicos nunca habéis demostrado poseer el más mero ápice de poder…
Axel: Vexen, estas comenzando a tocarme realmente las narices, no pienso tolerar que habléis así de ellos. Puede que parezcan débiles mas pobre de aquel que se atreva a subestimarlos
Todos nos quedamos pasmados ¿tanto confiaba en nosotros?
Los cinco incorpóreos lloraban de la risa...
Larxene: Ja, Ja, Ja, por dios, esos piltrafillas...
Axel: ¡calla!
Axel le lanzó uno de sus aros a la chica rubia el cual le hizo un corte en el brazo. Acto seguido Axel se abalanzó sobre ella
Larxene: demasiado lento…
Larxene le propinó una patada a Axel en el estómago y se lo quitó de encima.
Axel: …maldita seas…Larxene.
Axel estaba agachado en el suelo intentando respirar con normalidad. Quería ir a ayudarle y decirle una cuantas palabritas a esa Larxene, por cerda y tramposa. Pero muy a mi pesar aparté la vista de Axel, los seres blancos volvían a la carga.
Estos no eran como los otros, eran mucho mas fuertes, aunque siempre repetían los mismos movimientos. Poco a poco su número fue disminuyendo. Cuando tras una larga pelea acabamos con todos nos dirigimos hacia Axel, quien aun continuaba luchando.
La pelea es bastante desigual. Fuimos a ayudarle pero en cuanto nos vio acercarnos la intensidad de la llamas del círculo creció y nos impedía pasar al otro lado.
Axel: ¡que coño os he dicho!¡No os entrometáis! ¡buscad a naminé!
La verdad es que vacilamos durante un buen rato…Axel daba miedo, no nos atrevíamos a movernos…tenia esa típica para de psicópata homicida y además pirómano.
Axel: ¡largaos!
Bueno, bueno tampoco hacía falta ponerse así, no obstante me quedé muy preocupada…Dejamos a Axel y subimos a la segunda planta hasta una habitación también blanca.
PP: está bacía
¿?: ¿Seguro?

_________________




La aristocracia se viste de terciopelo y llora lágrimas de color carmín en su campo de flores de papel

MIS FALTAS DE JORTOGRAFÍA SON SAGRADAS!!!XD
avatar
Hikari
Admin

Cantidad de envíos : 231
Localización : En mi campo de flores de papel...
Fecha de inscripción : 16/02/2009

Ver perfil de usuario http://elcaminoporrecorrer.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.