Capítulo 12

Ir abajo

Capítulo 12

Mensaje  Hikari el Miér Sep 09, 2009 3:16 pm

Capítulo 12
Informe





Desde mi estancia aquí he comenzado a tomar datos de los sujetos que me rodean para así poder asegurar mi supervivencia en este castillo lleno de chalados, depravados, etc. Con esos datos y junto a algunos sucesos he elaborado esta bonita redacción titulada:
“Cosas que nunca deben hacerse en la Organización ” :

1º Permitir que Xigbar esté dos días sin ducharse (o en su defecto sin usar desodorante)…
La mayor parte de la Organización respeta a Xigbar. Tienen que hacerlo. El es, después de todo, el segundo en la Organización…Además, tiene un buen par de grandes e imponentes armas. Aunque Saïx sea mas respetado por su aspecto que el, Xigbar amenaza a cada uno con sus armas, es lógico y normal que lo haga…Es su forma de ser, pero… Bueno… Sus armas apuntando a tu garganta no es algo muy apetecible de ver cuando abres los ojos por la mañana…
A Xigbar le gusta andar y hacer cualquier otro tipo de ejercicio físico, pero especialmente andar…Andar por los pasillos del castillo del olvido, andar por las calles del mundo inexistente, andar por el techo…
Una mañana bajo el frondoso árbol situado en medio de la parte trasera del castillo estábamos Axel, Demyx y yo sentados sobre la hierba del jardín de Marluxia mirando hacia la pared del fondo mientras que nos tomábamos unos pastelito rellenos de chocolate cuando un olor desagradable fue captado por mi nariz. Aquel día, justo por ese jardín frente a la que todos estábamos, andaba Xigbar de una manera muy engreída mientras que gritaba “¡Soy el segundo al mando, señoritas! ¡Obedecedme!” acompañado de alguna carcajada de maníaco mientras que el desagradable olor agrio se hacía cada vez más intenso... Este día particular, Zexion andaba cerca de el en uno de sus normales paseos atontados-semi-depresivos cuando algo le devolvió bruscamente a la realidad.
Yo quise alertarle previamente del peligro. Axel me advertía que no lo hiciera, cuando oímos a Zexion hablar.
Zexion: ¡Ah! ... joder, Xigbar, ¿¡qué es ese olor!? Ung ¡No puedo respirar!
Dijo el peliazul mientras que se tapaba la nariz y boca a la vez que su cara se volvía del mismo color que su pelo.
Zexion: Dios, lo digo en serio ¡no puedo respirar!
Xigbar: ¿Qué?
Preguntó Xigbar sin ni siquiera detenerse en su paseo
Zexion: ¿Olvidaste…ponerte desodorante….de nuevo?
Dijo Zexion con sus últimos alientos
Xigbar: Si ¿Y qué? Voy a pasarme a un estilo más…Natural
Zexion se desmayó y tardó varias horas en recuperar el conocimiento.


2º Llamar a Xaldin gordo…
Todos sabemos que Xaldin y Lexaeus son los gigantes de la organización. Ambos emplean gran parte del día en el gimnasio, ambos tienen casi el mismo peso, la única diferencia es que Xaldin es más bajito y es el que más pesa. Todos también sabemos lo jodidamente mal que le quedan a Xigbar las mangas…Que ya podría hacer algunas pesas para ganar más músculo y que le quede bien la gabardina leñes…El caso es que ese día los dos se habían levantado con ganas de bronca y….
Xaldin: Oye que Xigbar ¿por qué te quedan tan mal las mangas?
Xigbar: No me quedan mal solo son una parte de mi identidad, las mangas caídas son como una forma para reconocer…
Xaldin: Nah, en realidad llevas las mangas caídas porque tienes una mierda de brazos delgaduchos.
Xigbar: ¬¬ ya y tú llevas una gabardina taaaan grande para intentar disimular lo gordo que estás
Xaldin: No estoy gordo, lo que ves es fibra ¡Puro músculo! Algo que a ti te falta…
Xigbar: Lo que tu digas gordito.
Xaldin le pegó un fuerte puñetazo a Xigbar que casi le deja K.O. O_o’
Xaldin: ¿Quién es el gordito ahora, mierdecilla?
Xigbar: Tu…
(Las imagines siguientes han sido censuradas por su contenido extremadamente violento)



3º Tratar con educación a Vexen cuando todo el mundo pasa de él…
La mayor parte de la organización pasa de Vexen como de la mierda. Es por eso por lo que jóvenes como FR o como yo no debemos hacer lo que no haga el resto de la Org. puesto que si lo hacen es por algo.
Frixen: buenos días Vexen
Vexen: Oh dios mío Frixen me…me ha saludado correctamente y con educación
Frixen:…Claro…tengo que respetar a mis mayores…
Vexen: Oh dios mío Frixen te quiero
Acto seguido el abuelo cebolleta se abalanzó sobre Frixen y la estrujó entre sus brazos.
Frixen: O.o’ ¡socorro!
Por suerte Lexaeus, que pasaba por allí, acudió al rescate de FR


4º Estropear los aparatos de musculatura de Lexaeus
En los sótanos del castillo hay un bonito gimnasio gracias a Lexaeus, el cual lo quiere y lo mima tanto como si fuera su hijo, cuando, un dia...
Vexen: uhm…Xaldin me ha dicho que tengo que aumentar mi masa muscular…Vaya…Soy un científico y no se como snarices se usan estos aparatos, será porque nunca los... ¿Y esto?
Vexen intentó inútilmente entrenarse en uno de esos cacharros. Frustrado le pegó una patada. El aparato se cayó hacia un lado y empezaron a caerse todos los aparatitos como si fuesen piezas de dominó. Vexen se quedó petrificado y más pálido que de costumbre… Sobretodo al oír como se acercaba Lexaeus cantando…
Lexaeus: …Coño que mamón, coño que mamona, mierda, mierda…¡¡¡HAY LA MADRE QUE…!!!O.O ¿¡QUIÉN HA SIDO EL DESGRCIADO QUE SE HA CARGADO MI GIMNASIO!?¡EH! ¡TU!¡TE HE VISTO VEXEN!
Vexen: Piedad Lexaeus T_T
Vexen salió corriendo hacia la salida
Lexaeus: ven, ven, Vexencito que sólo quiero enseñarte como funciona lo que has roto
Vexen: ¿En serio?
Lexaeus: Claro…¡¡¡TÚ VAS A SER MI NUEVO SACO DE BOXEO!!!
Vexen: ¡¡¡¡AAAHHH!!!

5º Hablar a Zexy cuando tiene un mal día
Es bien sabido que Zexion siempre tiene cara de extrema seriedad, lo que a veces hace un poco difícil determinar su estado de ánimo…Y aunque parezca que Zexion es una persona tranquila e impasible a veces puedes ser muy susceptible…
Demyx: Hola Zexy-chan que buen día hace hoy ¿no crees?
Zexion: ¿me ves con cara de que el día sea bueno, grandísimo imbécil? ¬¬
Demyx: O.o’
Demyx no volvió a ser el mismo tras ver como un aura oscura crecía alrededor de Zexion...

6º Recordarle a Saïx lo mucho que le gusta lamerle el culo al superior
Saïx pasa muchísimo tiempo en la otra base de la organización junto con Xemnas y... Bueno... La gente rumorea cosas extrañas... La mayor parte de esos rumores están relacionados con la homosexualidad y...Bueno…Todos sabemos como es Xigbar y…
Xigbar: ¿Qué como estaba hoy el culo de Mansex, Saïx? ¿Tan limpio como siempre?
Saïx: GRRR
Xigbar: Ostia O.o
Y Saïx pasó al modo Berserk y…



7º Gastarle los productos de fijación para el pelo a Axel
Creo que no hace falta introducir esto, todos sabemos sus devastadores efectos...
Axel: ¡¡¡¡AAAAAAARRRRRRGGGGGHHHHHH!!!!! ¿¡QUIEN COÑO HA SIDO EL GRANDÍSIMO HIJO DE LA GRAN PUTA QUE HA GASTADO MI BOTE DE GOMINA!?
Demyx: uh-oh…


8º Meterse con el pelo de Demyx
Es los mejor que puedes hacer si no quieres ver una fuente humana durante todo un día…
Xigbar, si, ese capullin, hizo llorar al pobre Demyx durante todo el maldito día por un estúpido comentario sobre su pelo, estropicio que luego me tocó a mi remediar dándole un paquete de galletas de chocolate a Dem comprado con mi propio dinero...

Xigbar: ¡Ja! Con esas greñas pareces un bakala de Aluche, chico-agua
Demyx:¡¡¡FR DECÍA QUE MI PELO MOLABA MUCHO!!! T_T
Tras esto Demyx se encerró en su cuarto y no salio hasta la mañana siguiente...


9º Jugar al Strip-poker con Luxord
Primero porque es un tramposo y segundo porque no le importa si se desnuda un hombre o una mujer...
Luxord: hey Xiggy mira lo que he comprado
Xigbar: sorpréndeme
Luxord: una baraja de poker nueva ¿Quieres que la estrenemos?
Xigbar: vale
Luxord: esta bien, ¿A que jugamos?
Xigbar: Strip pocker
Luxord: yay
Al cabo de un rato el marcador acaba así: Luxord no ha perdido ninguna, Xigbar ha perdido todas
Luxord: Muajajaja Gané otra vez Xiggy
Xigbar: Piedad T_T
Luxord: Y una mierda, ahora viene mi parte favorita…
Xigbar: ¿Cual?
Luxord: La hora en la que te quitas una prenda MUAJAJAJAJA
Xigbar: T_T
Ese comentario de Luxord me hizo dudar un poco de su sexualidad O.o
Luxord: Y solo te quedan los calzoncillos o el parche… Me pregunto que te quitarás….
Xigbar:… Está bien…
Xigbar se llevó la mano al parche.
Todos nos quedamos mirándole fijamente ¿De verdad que iba a quitárselo?
Lo levantó un poco…Un poco más…La tensión iba en aumente cuando…
Xigbar: ¡¡¡AAAHHH!!! ¡¡¡QUE OS DEN!!!
Acto seguido Xigbar se llevó las manos a la cintura y…ya no vi más, Fr me tapó los ojos XD
Xigbar:¡¡¡ AL MENOS AUN MANTENGO MI DIGNIDAD!!!
Luxord: O no… JUAJAJAJA

10º Llamar a Marluxia afeminado por que le guste el rosa (Y por los daños colaterales que puedas recibir por el camino..)
Es público que marluxia y Thessla llevan una relación “sentimental” de modo que... Si te metes con Marly...Te metes con Thessla... Y eso es MALO, pero Xigbar no lo sabe y...
Estaban pues la Barbie y el canoso juntos en la sala de ocio jugando con la consola cuando...
Xigbar: No se como puedes salir con un tio de pelo rosa querida...Es tan... tan...Afeminado...
Marluxia (Desde la cocina): Te he oído capullo.
Thessla: Además, no es afeminado por llevar el pelo rosa...Muchos hombres visten de rosa y no lo son...Y si lo fuera, mejor ser afeminado pero sexy y atractivo que no un viejo vede chocho y feo como tu.
Xigbar: ¿ah si? ¡pues el otro día llamé gay a tu novio y este me tiró su barra de labios a la cara!
Tras destrozarle la cara a Xigbar Thessla abandono la sala.




11º Jugar con las cosas de Larxene (Especialmente la lencería)
Érase un precioso día en el que el sol brillaba alto en el cielo azul....Cuando a los imbéciles de Xigbar y Luxord se les ocurrió la genial idea de mirar donde no debían...Y lo que ocurrió fue que miraron en el cajón de la lencería de Larxene y cogieron un sujetador negro y un tanga que se pusieron en la cabeza...Adivinad quien cogió que...
Luxord: ¡Mira! ¡Soy la mascota de una malvada empresa!
Xigbar: Arrrr y yo un pirata marinerillo de agua dulce.
Larxene: ¿¡QUÉ COÑO...!?
Luxord, Xigbar: Oh-oh...
No hace falta decir que acabaron...Fritos.

12º permitir que Demyx se acerque al cuarto de Xigbar los domingos (si esto se evita podemos evitar un trauma psicológico de por vida)

Es difícil sabes lo que Xigbar se dedica a hacer los domingos…Encerrado todo el dia en su habitación…Y Demyx es tan inocente... Tanto que apostó una pasta considerable a que era capaz de entrar en la habitación de Xigbar por la tarde.... De modo que el valiente chico-agua se
Demyx: Xigbar ¿que haces? estoy oyendo gemidos…
Xigbar: es que estoy curando a un perrillo huérfano que está herido.
Demyx: ¿Y ese “Siiiii”? O.o
Xigbar: Siiiii….Ya no sangra…
Demyx: ¿Y ese ah?
Xigbar: ¡Ostias! ¡Ya me estas jodiendo!
Demyx: Pero…
Xigbar: ¡LÁRGATE DE AQUÍ!
Demyx: O.O




Axel: uhm, vaya... ¿qué tenemos aquí?
Pegué un respingo y me giré de golpe al oír la voz del pelirrojo. Axel estaba a mi lado, mirando a los papeles que tenía entre las manos.
Hikari: Nada.
Le dije, mientras que intentaba tapar el texto escrito.
Axel: oh ¿en serio?
Axel me empujó hacia atrás, casi tirándome junto con la silla y, tras forcejear conmigo, me arrebató los papeles.
Axel: ¿“Cosas que nunca deben hacerse en la Organización” ?
Hikari: ¡devuélvemelo!
Axel alzó el brazo al ver que intentaba recuperarlos documentos.
Axel: ¿Pero que es esto?
Hikari: ¡Privado!
Le pisé el pie, tras esto el se encorvó un poco y conseguí colgarme de su brazo. Axel finalmente cedió, después de que estuviera a punto de partirle el brazo...
Axel: Tómalos, bruta.
Hikari: Son mis cosas y si te digo que no se tocan, no se tocan ¬¬
Axel: Me grabaré en la memoria eso de inmovilizarte o desmembrarte antes de quitarte algo.
Hikari: Atrévete ¬¬
Los dos nos quedamos mirándonos a los ojos de manera desafiante hasta que el pelirrojo apartó la vista y se cruzó los brazos tras la nuca.
Hikari: Axel...
Axel: uhm?
Hikari: ¿Por qué no me enseñas a abrir portales como todo el mundo?
Axel permaneció unos instantes en silencio, después me miró y suspiró.
Axel: porque si eres capaz de utilizar ese poder es porque estás demasiado cerca de la oscuridad, además, tampoco tienes poder alguno...
Hikari: ¿cómo que no?
Puso los brazos en jarras ante semejante afirmación. Me sentía casi ofendida.
Hikari: se hacer los hechizo básicos y...
Axel entonces se rió de forma un tanto macabra.
Axel: si, ya, ¿pero sabes hacer esto?
Al instante toda la habitación se llenó de llamas. Pequé un respingo y traté de frenar el impulso de huir. La temperatura de la habitación había subido considerablemente.
Axel: ¿Puedes controlar un elemento de semejante manera?
Entonces fue cuando me di cuenta de, pese a que todo estaba en llamas, nada ardía.
Hikari: No...
Al instante las llamas se extinguieron.
Axel: pues hasta que no domines un elemento o algo parecido no pienso enseñarte tales cosas.
Suspiré.
Hikari: No me gusta depender de nadie, Axel
Axel: Yo siempre estoy disponible.
Dijo eso con cierto aire de coña y una pose seudo-seductora
Hikari: Ya, una leche ¬¬
Axel: Hoy, si lo deseas, puedo llevarte, Demyx y yo habíamos planeado ir a comprar unas cosillas y...
Hikari: si me llevas yo voy de por libre, aviso.
Axel: Conforme, pero por muy de por libre que vayas hay que concretar alguna hora y un punto de reunión en el que encontrarnos para volver.
Hikari: Conforme.
Axel: bien, cambiando de tema...
Axel sonrió. Odio cuando lo hace de esa forma tan especial que el tiene, sabes perfectamente que tras esa sonrisa no viene nada bueno...
Axel: ¿Que asuntillos tienes tu por Villa Crepúsculo? ¿Eh, pillina?
Hikari: ¿asuntos de que?
Axel: Oh, no, nada, solo que me ha dicho un pajarito que el otro dia estabas sentada con un chico en la cafetería al lado de la casa de Thessla.
Axel se sentó sobre la cama y se cruzo de brazos mientras que me miraba ansioso por obtener una respuesta por mi parte.
Hikari: Pues como no se trate del acosador...
El pelirrojo arqueó la ceja mirándome extrañado
Axel: ¿Acosador?
Hikari: Un tal Dex, con el pelo negro, tez pálida y...
Axel: ¿Muchos piercings?
Hikari: si, ¿como lo has?
Axel: Le conozco...
La expresión en el rostro de Axel se endureció.
Axel: No te conviene acercarte mucho a él...
Hikari: ¿Y eso?
Axel: hazme caso, no es completamente....Seguro estar cn el
Hikari: ¿Por qué?
Axel: mejor que no lo sepas nunca.
Axel se aproximó a la puerta y la abrió.
Axel: recuerda de lo que te he dicho.
Fue lo último que me dijo antes de salir. Asentí levemente y me quedé dándole vueltas al asunto.

El trato era reencontrarnos a las ocho en la estación del atardecer, eso está más o menos a media hora andando de casa de Thessla, y a cuarenta y cinco minutos de mi zona de tiendas
Eso no me dejaba con demasiado tiempo para recrearme en mis cosas, no obstante, menos da una piedra.
El problema fue cuando a mitad de la tarde unos grandes nubarrones negros cubrieron el cielo y descargaron con fuerza una lluvia helada que te calaba hasta los huesos...

Abrí la puerta de la cafetería enormemente cansada, mojada, cargada con dos o tres bolsas y sin ganas de mantener contacto con nadie...Solo un poco de paz. Aunque inmediatamente me arrepentí de entrar
Dex estaba en la mesa más pegada a la entrada, apoyando la espalda en la pared, con esa molesta sonrisa suya, sus gafas y su sombrero. Una vez más deseé que no me dirigiera la palabra.
Dex: hola princesa.
Su voz hizo eco en mi cabeza.
Dex: ¿ha sido tu día absolutamente fantástico y encantador?
Hikari: piérdete
Dex: uhm ya veo que si, me siento altamente contento por ello.
Hikari: ¿Por qué estás en todas partes?
Dex: ¿Perdona? Yo básicamente hago mi vida en este local, en todo caso eres tu la que me sigue.
Le ignoré y me senté en la cafetería. Donde siempre. En la tercera mesa al lado de la ventana, lo suficientemente lejos de el como para escapar de su campo visual. Me senté simplemente para resguardarme a la lluvia y del frío del exterior. No tenía hambre, ni ganas de nada, ni siquiera recuerdo hacer amago de llamar a la camarera. No obstante Kayla, que ese era el nombre de la camarera con la cual yo ya había simpatizado bastante, se acercó con un chocolate y una palmerita de chocolate.
Hikari: Kay, ya chocheas, hoy no te he pedido nada…
Kayla: Yo no chocheo, tu chico te manda esto.
Hikari: ¿eh? ¿Quién?
Kayla dejó la bandeja encima de la mesa.
Kayla: El chico ese que se sienta solo en la mesa del fondo, bueno, ese que ahora está en la entrada. Me dijo que te trajera esto en cuanto entraras. ¿Sabes? Lleva mirándote mucho las últimas semanas. Ese que a veces te habla y que ya lleva un tiempo muy calladito.
Hikari: Pues dile que no lo quiero.
Kayla: No le hagas un feo al chaval, parecía majo y se ha tomado muchas molestias.
Hikari: ¿te ha sobornado o algo para que me digas eso?
Kayla: nah, No seas tonta…Tiene un buen tipo y…
Hikari: ¿Cuándo te has cogido el trabajo de buscarme un novio?
Kayla: Es que se te ve tan sola…
Suspiré
Hikari: ¿sola y amargada?
Kayla: Hombre…Tanto como eso no…pero si tu no le quieres me lo quedo yo.
Hikari: te lo regalo, ni siquiera le conozco.
Kayla: Hombre, te dijo su nombre, ¿no?
Hikari: si, pero eso no significa que le conozca.
Kayla: ¿cómo era? Empezaba por “D”¿No?
Hikari: Dex
Kayla: ¿Es una abreviatura?
Hikari: Y yo que se.
Kayla: oh, bueno, yo tengo que trabajar, ¿Ok? si quieres algo más dame un toque.
“Que te lleves todo esto y me dejes en paz” pensé en mi fuero interno. Acto seguido se dio media vuelta y volvió a la barra.
Me quedé unos instantes embobada mirando al humeante y espeso chocolate frente a mi... Lo cierto es que parecía bastante apetecible, tan calentito y dulce... Pero no, no iba a caer tan bajo.
Miré por la ventana a la gente que pasaba por la calle andando deprisa bien agarrados a su paraguas. Ahora llovía con más fuerza que antes...Seguramente tendría que quedarme aquí un buen rato... Menuda castaña.
Entonces noté a alguien junto a mi. Giré la cabeza y miré hacia el asiento de enfrente.
Hikari: eh...
Dex: ¿No te lo vas a comer?
Dex se había movido desde s posición inicial y ahora estaba se cuclillas asomando solo un par de ojos curiosos por el borde de la mesa.
Hikari: No tengo hambre.
Dex: Mientes.
Hikari: ¿Por qué?
Dex: Porque cuando mientes tus ojos se ponen un pelín más marrones.
Le miré mal, me entraron ganas de soltarle un “¿LOL?” pero me las aguanté.
Hikari: No voy a tomar nada hoy.
Dex: Eso si era una verdad.
Entonces se incorporó y se sentó debidamente en el asiento situado frente a mi.
Dex: Y yo pensando que te iba a gustar y tu vas y me desprecias esta ofrenda... Qué mala eres.
Hikari: Y tu que plasta.
Dex: Pero eso tu ya lo sabías, te lo dije en un principio.
Hikari: Dijiste cansino, no plasta
Dex: ¿Ves como en el fondo si que me escuchas y me haces caso?
Hikari: solo por eso de que todo lo que digas podrá ser utilizado en tu contra en algún momento.
Dex: Excusas, excusas.
Hikari: A todo esto... ¿qué clase de nombre es dex? ¬¬
Dex: oh, ¿te interesas por mi?
Hikari: No te hagas ilusiones y responde.
Dex: Una abreviatura :3 un diminutivo :3
Hikari: ¿de que?
Dex: silo adivinas dejaré de llamarte princesa :3
Hikari: Paso ¬¬
Dex: el premio es grande "princesita"
Hikari: ¡ah, no! no empieces con el "ita"
Dex: ¿Por?
Hikari: queda demasiado empalagoso y ñoño hasta para alguien como tu
Dex: awwww me partes el corazón princesita
Hikari: Déjame en paz ¬¬
Dex: ¿Por que princesita?
Hikari: me largo.
Me incorporé de la mesa y me zafé de su amago por sujetarme.
Dex: vale, vale, vale, vale, lo he pillado, lo he pillado...¡perdón!
por un momento me sentí poderosa al saber como hacerle sufrir.
Dex: me portare bien, pero no te vayas T_T
Algelico, parecía hasta adorable con esa carita.
Hikari: otra mas y me piro.
Dex: me hace gracia...el hecho de que ni siquiera sepa tu nombre y estemos aquí tan panchos...
Hikari: si, que suerte tan triste la mía...
Dex alargó el brazo y me apartó el flequillo de la cara.
Dex: tienes una cara y unos ojos preciosos, me parece hasta cruel que te los tapes y los escondas de mí.
Hikari: tú también ocultas los tuyos.
Dex sonrió. Entonces se llevó la mano a las gafas y se las quitó.
Sus ojos eran de un color verde intenso, vivo y luminoso, como el verde color de la hierba de primavera después de la lluvia. Eran casi hipnóticos, no parecían ser de este mundo.
Dex: ¿contenta?
Hikari: en parte.
Dex sonreía, pero lo hacía feliz, no de esa forma seductora con la que suele dirigirse a mi, sino de alegría, como si el mero hecho de estar conmigo le hiciera feliz. Llegué ha sentirme hasta mal conmigo por lo indiferente que me resultaba su presencia.
Entonces miré por la ventana. Las nubes se habían ido y ya casi erala hora en la que había quedado con Axel.
Hikari: bueno, yo me voy yendo...
Me incorporé. Ya casi había llegado a la puerta cuando él se interpuso en mi camino.
Hikari: muévete, tengo prisa.
Dex: Dime tu nombre
Hikari: No
Dex: ¿por qué?
Hikari: porque no
Dex: me muevo si me lo dices
Hikari: eres imposible
Me di media vuelta para salir por la otra puerta del local pero el volvió a ponerse en medio.
Dex: venga
Hikari: déjame Dex, no estoy de humor para aguantarte, tengo que irme
Dex: ¿Por qué?
Hikari: porque tiene que llevarme casa y ahora muévete.
En un momento de descuido me escapé y salí de la cafetería.
Ya había caminado media manzana cuando me di cuenta de que no tenía la cartera.
Bien, que lista eres Hika...
Di media vuelta corriendo hacia la cafetería mirando al suelo con esperanzas de encontrarla antes de tener que volver a encontrarme con Dex.
Pero el suelo estaba mojado y los adoquines mojados resbalaban un poco. Estuve tres veces apunto de caerme y la cuarta vez que resbalé vi claramente como me iba a comer el suelo. Sin embargo no fue así. En vez del suelo me estampé contra alguien, más bien contra el pecho de alguien. Acto seguido unos brazos me rodearon fuertemente los hombros y me acercaron hacia ese pecho antes de que me diera tiempo a retirarme.
Dex: sabía que tarde o temprano vendrías a mis brazos. No es como me imaginaba, pero me vale.
Rápidamente le empujé para atrás
Hikari: no tengo tiempo para esto.
Dex: oye, si has sido lo suficientemente maja como para abrazarme al menos podrías ser más dulce.
Hikari no te he abrazado, TÚ me has agarrado.
Dex: y te he salvado de una buena caída.
Hikari: tengo prisa Dex.
Le dejé atrás y ya estaba apunto de abrir la puerta de la cafetería cuando algo me frenó.
Dex: ¿Prisa para encontrar esto?
Dex sostenía en su mano la cartera.
Hikari: ¡Si!
Estiré el brazo para intentar recuperarla pero el la retiró.
Dex: te la doy si me das tu nombre.
Hikari: oh, no, no empecemos otra vez.
Dex: es que no tienes carné de identidad ni nada por el estilo y no lo he podido mirar.
Hikari: ¿Has estado cotilleando en mis pertenencias?
Me crucé de brazos y le fulminé con la mirada. El se encogió de hombros y miró hacia otro lado.
Dex: ese no es el punto, el caso es que sigo sin saber tu nombre.
Hikari: y yo tengo que irme ya Dex.
Dex: está bien, si no es el nombre... ¿que tal un beso?
Permanecí unos instantes mirándole con una expresión sarcástica en el rostro.
Hikari: ¿De veras pensabas que esto te iba a funcionar?
Dex: Por intentarlo no pierdo nada.
Hikari: Dame la cartera, es la ultima vez que te lo pido por las buenas.
Le tendí el brazo con la mano abierta. Dex suspiró y finalmente me la dio.
Dex: vale, vale, no te enfades, pero...
Entonces una melodía salió del bolsillo de su chaqueta. Rápidamente metió la mano en el bolsillo y sacó su móvil “último modelo” y lo descolgó.
Dex: ¿si?...si...aja...Vale, voy para allá.
Dex volvió a meter el móvil en su lugar inicial.
Dex: Bueno princesa, ha sido un placer volver a verte, lamento que al contrario que otros días sea yo el que tenga que dejarte, en fin, nos vemos.
Tras guiñarme el ojo y ponerse sus gafas negras salió corriendo calle abajo.

_________________




La aristocracia se viste de terciopelo y llora lágrimas de color carmín en su campo de flores de papel

MIS FALTAS DE JORTOGRAFÍA SON SAGRADAS!!!XD
avatar
Hikari
Admin

Cantidad de envíos : 231
Localización : En mi campo de flores de papel...
Fecha de inscripción : 16/02/2009

Ver perfil de usuario http://elcaminoporrecorrer.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.