Capítulo 10

Ir abajo

Capítulo 10

Mensaje  Hikari el Miér Sep 09, 2009 3:14 pm

Capítulo 10
“¡Te lo dije Batman!”




No pasa un domingo sin que me pregunte que hace exactamente Xigbar en su cuarto… Creo que es el mayor misterio de este casillo hasta la fecha...Tantas hipótesis y todas tan disparatadas y tan aparentemente lejanas de la realidad y de las posibilidades normales.
Esta madrugada, mientras que la organización se reunía en torno al televisor para ver la película de la semana, Xigbar apareció por la puerta de la sala de ocio sin previo aviso vestido con unas gafas de sol oscuras, un cutre sombrero de vaquero, posiblemente comprado en un "todo a cien" que le hacia parecer uno de esos personajes de “pasión de gavilanes”, unos vaqueros y un chaleco de lo que parecía ser cuero negro. Llevaba también unos slips ajustados sobre los pantalones... Entonces, borracho como una cuba gritó:
Xigbar: ¡soy Warris, Chuck Warris putillas!
El borracho se tocó el paquete de forma insinuante hasta que Frixen le pateó la cara y le hundió el tacón en la frente.
Frixen: ¡indecente pervertido!
y así fue como a Xigbar se le deformó un poco mas la cara de la paliza que le dio FR por pervertir a los menores de la sala, véanse Naminé y yo... Después fue arrastrado, mientras que se desangraba, hacia una esquina de la habitación y se le abandonó allí hasta la mañana siguiente...
Volviendo a ahora, aquí, hoy Lunes a las 9:35 AM.
Yexhana está pálida, con los ojos en blanco, con la cabeza ladeada mientras que Larxene la zarandea frenéticamente, hasta que al fin volvió en si. Yexhana abrió los ojos para encontrarse con otros doce pares mirándola fijamente. Digamos que no es del todo normal que estés hablando tranquilamente como si nada y que de repente te quedes inmovilizada y en ese estado de shock...
Yexhana: He visto...He visto...
Yexhana salió completamente de su estado de trance. Y clavó sus ojos en los de Larxene.
Yexhana: Ya ha sigo escogido…
Larxene: ¿Quien?
Yexhana: El primero de los próximos elegidos de la llave espada.
¿He mencionado ya que Yexhana es vidente? Si, si, con eso de ser vidente me refiero a echar las cartas, etc. Como “Rapel” pero bien, es decir, sus predicciones y visiones no siempre son correctas pero si muy aproximadas...
Un gran revuelo de voces se armó en la sala mientras que diversas expresiones se dibujaban en los rostros de los presentes.
Yexhana: no llega ni a los diceciocho… Supongo… que tendrá unos catorce o por ahí…
Xigbar: ¡Tío! Menuda basura….
Xigbar acababa de aparecer en el techo, al parecer, ya estaba completamente recuperado de lo de la noche anterior...
El canoso se cruzó los brazos detrás de la cabeza y se dio media vuelta.
Yexhana: ¿No quieres oír más?
Xigbar: ¡Oh , venga! ¡Es un criajo! ¿Qué amenaza puede representar….Eso?
Yexhana: No es la amenaza que representa, sino lo que va a pasar cuando entre en contacto con nosotros.
Xigbar: ¿Y que va a pasar? A ver
Xigbar arqueó las cejas y le miró con aire pasota.
Yexhana: Solo puedo decirte que cosas no muy buenas…Veo caos, veo traición, veo desconfianza….Veo muerte….
Xigbar arqueó las cejas de nuevo.
Xigbar: estaré en la biblioteca por si ves más “destrucción, dolor y muerte.”
Xigbar dijo esto con sarcasmo antes de dejar la sala.
Como Yexhana parecía no estar en disposición de revelar nada más imité a Xigbar. Tiene narices la cosa, después de todo el tiempo que llevo aquí aun no he puesto un pie en la biblioteca… Al entrar encontré a Xigbar sentado en el mismo sitio de la otra vez, en la misma posición de la otra vez, espatarrado en el diván mientras que se rascaba la entrepierna. Traté de ignorar ese último detalle y me centré en el hecho de que estaba en el paraíso.
Hikari: Vaya…Cuantos libros *_*
Xigbar: Yo ya me he leído más de la mitad.
Xigbar dijo esto con cierto tono orgulloso mientras que se señalaba el pecho con el dedo pulgar.
Hikari: O_o’ Te aburres mucho ¿no?
Xigbar: ¡Bah! Vengo aquí todos los días. Me encantan los libros.
Hikari: Jamás pensé que desgraciadamente tendríamos tanto en común ¬¬
Xigbar: Tampoco es que a mi me apetezca parecerme a un personajillo sin pene...
Hikari: ¿Eh?
Me asomé desde detrás de una estantería sujetando la “Divina Comedia” entre mis manos de forma amenazante.
Xigbar: No, nada...Y yo que pensaba que a la juventud actual ya les habían derretido el cerebro los videojuegos y la tele…
Hikari: Descuida, aún quedamos unos cuantos supervivientes.
Acto seguido vi la “Eneida” al completo y me estiré para intentar alcanzarla...
Xigbar: ¿No crees que te estás pasando, enana?
Hikari: nah, generalmente me leo un libro de quinientas paginas en un día...
Dije esto mientras que me tambaleaba sobre la escalera intentando alcanzar “El gato negro”.
Hikari: Y no me llames enana viejo verde canoso ¬¬
Xigbar: oye un respeto a tus mayores o te lavaré la boca con jabón ¬¬
Hikari: ¬¬
Cargada con varios libros que en total pesaban un quintal me senté en un diván frente al de Xigbar.
Xigbar: Dios....
Hikari. ¿Qué?
Xigbar: uh, no, nada...
Abrí “Viaje al centro de la tierra” y comencé a leer bajo la atenta mirada de Xigbar
Hikari: ¿QUÉ?
Xigbar: sigue sorprendiéndome que te interese la literatura...
Hikari: ni que fuera un bicho raro ¬¬
Xigbar me miró de nuevo, se encogió de hombros y volvió a su libro.
No pasó mucho tiempo antes de que Xigbar se pusiera a mirar el techo y a juguetear con el marca páginas metálico que tenía entre manos. Me miró y yo aparté la vista rápidamente de él...Pero ya era tarde, iba a abrir inminentemente la boca para decir algo.
Xigbar: eh, eh te cuento un chiste muy bueno?
Suspiré y alcé la mirada con desgana.
Hikari: a ver "surprise me"
Xigbar: bien, esto es un hombre borracho que va andando por la calle, entonces ve a una monja de clausura vestida con el habito de color negro, uno de esos antiguos con picos y tal, entonces el hombre se lanza sobre la monja y le pega una paliza que la deja medio muerta, entonces con aire triunfal grita: "¡te lo dije batman! ¡no eras invencible!"
permanecí en silencio mirando como se moría de la risa con su propio chiste.
Xigbar: mira, mira, atiende a este...”¡Capitán! ¡Capitán! ¡Que viene los siux!” “¿Pero vienen en son de paz o de guerra?” “Parece que en son de fiesta porque vienen todos pintados”
Hikari: si...em...esto...yo tenía prisa...
Pillé un par de libros y me incorporé.
Xigbar: ¡Que no se te olvide dejarlos todos en su sitio tras leerlos, enana!
Hikari: Maldito ¬¬
Tras dirigirle un ultima mirada con el ceño fruncido y cerrar la puerta pegué un respingo al chocarme contra alguien.
Yexhana: ¡Eh! Ten cuidado neófita ¬¬
Hikari: Perdone usted
Me estremecí cuando sus ojos amarillentos se clavaron en los míos. Era casi como si pudieran perforarte el alma. Tuve la sensación de que eso ya lo había vivido… ¿Pero donde?... Posiblemente cada vez que me la cruzó…
Hikari: oye… Yexhana….
Sus ojos amarillentos me helaron la sangre y me hicieron estremecer de nuevo.
Hikari: Respecto a lo de antes…
Yo sabía datos sueltos que había oído en algunas conversaciones de cuando en cuando respecto a los elegidos de la tal llave espada… Y necesitaba información.
Hikari: eso del elegido… del niño ese…
A Yexhana se le iluminó la mirada y me tomó por los hombros.
Yexhana: Tú me tomas en serio ¿verdad?
Hikari: Supongo…si me dieras más información…
Yexhana vaciló unos instantes.
Yexhana: ¿respecto a que?
Hikari: respecto a la llave espada y su poseedor.
Yexhana arqueó la ceja y suspiró.
Yexhana: en fin, no hay mucho que decir… el elegido de la llave espada…. según la leyenda, la llave espada alberga un gran poder. El portador de la llave espada es descrito como salvador del mundo... o bien como artífice del caos.
Hikari: ¿Cómo que artífice del caos?
Yexhana: Bueno...Generalmente el o los elegidos de la llave espada suelen estar del lado de la luz...pero es libre de elegir un lado u otro mientras que su corazón siga siendo lo suficientemente fuerte...Tanto poder y tan desperdiciado Tsk...
Hikari: Y esa llave... ¿es muy poderosa?
Yexhana: oh, si, mucho...
Hikari: ¿y se le puede arrebatar?
Yexhana: No... La llave elige a su portador y no al revés... Claro que...Uhm...si tan solo se le pudiera utilizar o manipular de alguna forma... Quizá capturando a alguno de sus seres queridos o algo así...
Yexhana más que hablarme a mi parecía estar pensando en voz alta. Entonces algo pasó, le dio un jamacuco u algo, Yexhana se quedó pálida y con los ojos en blanco.
Hikari: ¿Yexhana?
Parecía estar apunto de desplomarse.
Yexhana: N-Naminé...Ka...Kairi...
Yexhana parpadeó dos veces antes de volver a la “normalidad” parecía terriblemente trastornada...
Hikari: ¿Qué?
Yexhana me miró sorprendida como si se acabada de dar cuenta de que aun estaba ahí.
Yexhana: Nada...Tonterías insignificantes.
Lo que ella quiera...pero acaba de nombrar a Naminé, claramente, y otro nombre... ¿Kairi? ¿Quién es esa?
Yexhana: Discúlpame... Tengo que hablar con Xemnas...
Yexhana se fue sin mas dejándome con mil preguntas en la cabeza y mis libros en la mano.
Xemnas es el gran líder alvino que tenemos...nunca le he visto en persona pero Xigbar me ha hablado de el y no demasiado bien... pero tampoco es que pueda fiarme de la palabra de Xigbar. Al parecer el suele estar en otra base de la organización, en el mundo inexistente o algo así. pero el solo sale de allí para conocer a un miembro relevante. La gente como Frixen, Yexhana Thessla o yo no o somos, solo los nuevos incorpóreos. A lo mejor, y si hay suerte algún día me le cruz cuando aparezca un nuevo miembro incorpóreo... pero solo es un posibilidad remota ya que pocas veces pone el pie por estos lares.
Bajé a la sala de juegos en la cual Luxord iba ganando a Zexion en el billar y Axel y Demyx jugaban a un juego de lucha en el cual iban mas o menos empatados mientras que insultaban mutuamente.
Dado que a Xigbar le gustaba contar chistes malos, Yexhana desvariaba y Axel y Demyx se habían apoderado de la consola...Lo mejor sería buscar amparo en mi hermana “abandonadora” para que me llevara a Villa Crepúsculo. Además no es mala hora para ir a comer...
Frixen: ¡Hika-chan! ¡Hika-chan!
Hikari: O_o
Frixen apareció vestida con un traje marinerito de colegiala mientras que bajaba dando brincos por las escaleras.
Frixen: Ju, ju, ju parezco una colegiala japonesa ¿ne?
Hikari: Quítate eso y deja de hablar así ¬¬
Frixen: Pero Hika-Chan... Es que...Me queda tan kawaii ¿ne?
Hikari: Oh, dioses... ¿Qué te ha pasado FR?
Frixen: ¿Nani? Mira mis increíbles expresiones tipo manga.
Instintivamente le pegué una colleja a Frixen antes de que siguiera con el espectáculo.
Frixen: oh...acabo de tener una extraña pesadilla...soñé que me aficionaba a una serie japonesa muy cutre de colegialas y que encargaba un cosplay por internet y que...
Frixen entonces vio lo que llevaba puesto y chilló...Si... Ya era la misma de siempre.
Frixen: No vuelvas a dejar que abuse de la tarjeta de crédito...
Hikari: si... esto...Frixen, ¿serías tan amable de llevarme a Villa Crepúsculo porfa-plis?
Frixen arqueó la ceja.
Frixen:¿Qué pasa? ¿Es que no puedes abrir un portalito?
Hikari: da la casualidad de que no ¬¬
Frixen: oh, oh, oh... Bueno, en ese caso ¿por qué no le dices a Axel que te enseñe?
Hikari: porque se niega igual que Thessla ¬¬
Frixen chascó la lengua dando la impresión de que no tenía muchas ganas de llevarme.
Hikari: Anda porfa.
Frixen: Vale, pero si puedo ir a donde quiera sin tener que acompañarte, que ya eres mayorcita para andar por la ciudad... A menos que te apetezca pasar una animada tarde viendo como me compro zapatos y...
Hikari: No, no, no, las condiciones me parecen bien...
Frixen: entonces desfilando.
Frixen me empujó en dirección hacia las habitaciones para que me cambiara de ropa.


No debía, no debía pero lo hice.... Entré por segunda vez en aquel local decorado como en los años ochenta. Me negaba a recorrer un kilómetro hasta llegar al siguiente en busca de algo de comer dado que este era el único que pillaba cerca de casa de Thessla... Medio barrio y solo una cafetería...Pero por suerte para mi, aquel chico de pelo negro no estaba esta vez...O eso me pareció...
Dex: Hola princesa.
Se me erizaron todos los pelos del cuerpo al oír esa voz.
El estaba sentado en MI mesa, bueno, técnicamente no es mía sino del dueño del local...Me sonreía de forma seductora y me seguía con la mirada a través de los oscuros cristales de sus gafas
No me di por aludida y me senté en otra mesa también al lado de la ventana. El me siguió y se sentó conmigo.
Dex: ¿Que tal te ha ido el día princesa?
Giré casi asqueada la cabeza hacia el.
Hikari: ¿alguna razón especial por la que me llames así? ¬¬
Dex: simplemente porque no me has dicho tu nombre y me parecía algo vulgar eso de llamarte “tu” o “chica”...y princesa suena mejor que “muñeca” o “nena”...por eso.
Arqueé la ceja. Mierda, con lo poco que suelo llamar yo la atención y viene este capullo a amargarme la existencia...
Hikari: he cambiado de opinión, ya no me apetece tomar nada...
Justo cuando iba a levantarme me tomó de la mano.
Dex: Sólo un nombre, por favor.
Su voz era tan dulce que podría volver al azúcar amargo...
Hikari: eh....deja que lo piense...He meditado, he deliberado y decidido que…
Dex: ¿Si?
Hikari: ¡No! ¡Y suéltame o lo consideraré verdaderamente acoso ¬¬
Dex: pues entonces te "acosaré" seriamente hasta que me digas tu nombre.
Hikari: si, y mi número de teléfono y que talla de sujetador uso, no te jode.
Dex: hombre, me conformo con tu nombre, pero si deseas decirme todo lo demás...también podrías apuntar a la lista tu dirección y tu edad.
Dijo esto con una amplia sonrisa mientras que se cruzaba los brazos tras la cabeza.
Yo le miré de mala manera y me incorporé.
Dex: caerás, caerás, ya verás
Hikari: espera sentado
Dex: ya lo estoy
Por un momento consiguió sacarme una sonrisa, mas bien una mueca que se asemejaba a una sonrisa... pero solo por un momento, un efímero segundo que le hizo sonreír a el con malicia.
Dex: ya no tienes escapatoria
Hikari: ¿a si? ¿y eso porque?
Dex: porque ni te has ido, ni me as agredido y además te has reído.
Hikari: no lo he hecho ¬¬
Dex: engáñate a ti misma princesita...Da igual, puedo ser muy, muy cansino.
Hikari: y yo muy capulla ¬¬
Dex: y tan adorable cuando te cabreas :3
Hikari: capullo ¬¬
Entonces se tomó la libertad de pellizcarme la mejilla.
Eso me crispó terriblemente y él se percató. Antes de que pudiera partirle la boca salió echando virutas del local.

_________________




La aristocracia se viste de terciopelo y llora lágrimas de color carmín en su campo de flores de papel

MIS FALTAS DE JORTOGRAFÍA SON SAGRADAS!!!XD
avatar
Hikari
Admin

Cantidad de envíos : 231
Localización : En mi campo de flores de papel...
Fecha de inscripción : 16/02/2009

Ver perfil de usuario http://elcaminoporrecorrer.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.