Capítulo 4

Ir abajo

Capítulo 4

Mensaje  Hikari el Miér Sep 09, 2009 3:09 pm

Capítulo 4
Domingo =_=…





Recuerdo que esa noche tuve un sueño un tanto extraño y por sorprendente que fuera ya no soñé con un castillo ni nada por el estilo… Lo cual me dejó un tanto…No se…Extrañada, aunque no era una novedad y de alguna manera intuía que no volvería a soñar con eso…Veréis, en mi sueño estaba Kenshin…Y, de repente, se quitaba la parte de arriba de color rosa-rojizo y debajo tenía una túnica blanca…Luego se soltaba el pelo, que automáticamente se le volvió castaño y se le quedó un poquito ondulado… Y decía ser Jesús…Luego apareció el padre Andersen adorando a Kenshin y comparando capítulos de la Biblia con “Pulp ficsion”…Y Kisame vestido de princesa peach y…**
Frixen: ¡¡¡HIKAAAA!!!
Hikari: ¡¡¡AAAAAAAHHH!!!
Tras recuperarme rápidamente de un posible ataque al corazón, cogí mi dedo índice-acusador y señalé a Fr.
Hikari: ¿¡Por qué tanto odio!? T-T
Frixen: ¿Hi? O_o’
Hikari: Todo el mundo últimamente me despierta con sobresaltos ¡Y no! ¡No es eso de recibo en personas adultas demonios!
Frixen: Pero…O_o
Hikari: ¡Y no me llames Hi!…que suena cutre.
Frixen se quedó cortada mirándome en silencio. Esto…
Hikari: Eh…Lo siento… Tengo muy mal despertar y…
Frixen: ya, ya, y tu vena psico-killer sale a la luz ¿no?
Hikari: Ni yo misma lo hubiera dicho mejor
Frixen: XD
Le pegué un vistazo rápido a la habitación. Aún quedaban unas cuantas bolsas y prendas de vestir de la compra de ayer desperdigadas por el suelo. ..
Frixen. Por cierto…
Hikari: ¿Siiii?
Frixen: ya que me he tomado la molestia de venir a despertarte y de recibir tu calido saludo mañanero ¿Por qué no mueves el culo, te limpias las legañas y bajamos a desayunar?
Hikari: uhm, si.
Me incorporé de la cama y me metí en el aseo. Tras intentar domar la parte larga de mi pelo sin éxito, me lo recogí en una coleta y las dos salimos tan campantes de la habitación.
Me gustaba la mortal combinación que se formaba al mirar nuestros atuendos. Yo, con un camisón enorme y unos shorts con calcetines a rallas y unas zapatillas cutres mientras que Fr llevaba su camisón extraño del siglo XV y una especie de…No se… Cosa-extraña-y-de-forma-indefinida en los pies, que más bien parecían chanchas envueltas en peludos gorros de ducha.
Bajamos los pisos con parsimonia mientras que Frixen me contaba la “interesante” parte de su vida relacionada con su adoración a Zexito, a su faceta “Emo” y muchas más cosas sobre el…De media creo que pronunció su nombre entre seis y ocho veces por minuto XD
Finalmente, y después de que Fr me dejara la oreja frita, llegamos a la cocina. Tal como dijo Frixen, a quien madruga dios le ayuda, la sala estaba prácticamente bacía y sus ocupantes estaban en pijama o al menos en lo que parecía serlo...
Axel estaba con la cabeza apoyada sobre la mesa. Lo único que llevaba encima era una camiseta de tirantes negra y unos boxers ajustados (ideales para marcar paquete XD) con llamitas en la parte inferior y a juego con la camiseta. Demyx por su parte llevaba una camiseta azul con delfines y otros boxers de tela azules con burbujitas y pececitos. Dem llevaba en la mano una enorme jarra de cerveza cuyo humeante contenido a simple vista no llegué a decidirme por si era café o chocolate por su negrura….
Frixen: ¿Qué vas a desayunar?
Hikari: No se…Algo estimulante…Pero que no sea café.
Frixen se quedó mirándome unos momentos mientras que se me entrecerraban los ojos sin querer…
Frixen: Cereales de chocolate…Y en grandes cantidades….
Bostecé disimuladamente al tiempo que Demyx lo hacía de forma indiscreta y estridente desde la mesa. Axel lo imitó después.
Frixen: Ala, coge la leche.
Frixen ha se había tomado la molestia de sacar un cuenco y una caja de cereales en la que pude leer “con 9 vitaminas y un “20% MÁS de CHOCOLATE”
Hikari: Eh?
Frixen: Leche
Hikari: ¿Leche?
Frixen: Lo que sale de la vaca…
Hikari: ¿Por qué parte?
Frixen me dio un pequeño capón.
Frixen: ¡Demonios! ¡Segunda nevera empezando por el fondo!
Hikari: Ay…T-T
Entre bostezos y a paso tortuga emprendí mi “excitante” camino hacia susodicho lugar para coger el susodicho cartón de leche.
Abrí la puerta de la susodicha nevera. Cuando al fin conseguí localizar la leche y estaba apunto de cogerla…Una mano salió de la nada a la altura de mi estómago, cogió el cartón de leche y se desvaneció. El grito que pegué, acompañado del salto olímpico, sirvieron para que Xigbar estuviera cachondeándose de mí durante el resto de la mañana…Maldito sea ¬¬…Aunque también sirvió para que Demyx escupiera el líquido de su taza (Que aún están analizando nuestros laboratorios privados de Vexen S.A.) por toda la estancia y para que el pelirrojo casi se meara encima mientras que Fr me ayudaba recomponerme….
Frixen: Ay…Que está muy pálida, que se nos muere O_o ¡Hika vuelve! ¡Quédate conmigo!
Giré la cabeza hacia Xigbar con una mirada casi capaz de perforarle los ojos con ira homicida.
Xigbar: Oh, Hi, no te enfades, ¿Es que acaso no sabes lo que se les hace a los novatos?
Demyx: ¡Novatadas! Ji, ji, ji
Axel: Además necesitabas espabilarte XD
Hikari: Os odio =_=
Xigbar: oh, no te enfades…Esta solo es una de las dos mil quinientas ochenta y nueve maneras que hemos planeado para sacarte de quicio XD
Demyx: ¡oh no! ¡Ahora solo quedan dos mil quinientas ochenta y ocho!
Xigbar: tranquilo Dem, ya se nos ocurrirán más, ku ku ku ku
Hikari: Bien, y ahora que habéis conseguido que a los tres os odie al cuadrado ¿Sería demasiada molestia que me dejarais desayunar tranquila?
Los tres hombres intercambiaron una mirada y entonces asintieron todos a la vez.
Xigbar: Si
Miré a frixen buscando algo de apoyo.
Hikari: ¿Y de verdad son todos los días así o solo los fines de semana?
Frixen: Así son siempre, querida, todos y cada uno de los días del año, incluidos festivos y fines de semana…
Hikari: ¿por qué a mi? T-T
Frixen: No te esfuerces…Lo mejor es ignorarlos…
Xigbar: Oh, Frixen, ya verás como eso es imposible.
Acto seguido Xigbar hizo que su mano apareciera delante de Fr para poder darle capirotazos en la cabeza.
Frixen: ¡MALDITA SEA LA MADRE QUE TE HA PARIDO XIGBAR!
Xigbar: Oh, Frixen, ¡Qué susceptible eres! XD
Frixen: ¬¬
Miré al trío mortífero que estaba sentado alrededor de la mesa, Axel y Demyx no estaban del todo mal dentro de lo que cabe por eso de que parecían recién levantados y tal, sin embargo y como siempre, Xigbar era el que iba más desaliñado. Estaba sin afeitar, con su lacio y canoso (también un poco grasiento) pelo cayéndole sobre la cara…Esto le daba unas terribles pintas de asesino en serie si le sumamos las ojeras.
Tanto Axel como Demyx tenían los pinchos del pelo revueltos pero por lo demás estaban “normales”
Fue entonces, tras estas observaciones, cuando reparé en lo que Demyx llevaba en los pies…Unas zapatillas de andar por casa con forma de conejito y de color rosa. Abrí los ojos como platos y me limité a señalar de forma indiscreta a sus pies. Demyx, al darse cuanta de mi descubrimiento se ruborizó mientras que intentaba buscar alguna explicación.
Demyx: esto…Yo… ¡Son de Marluxia!
Frixen: ¡Venga ya! Si Xigbar te acompañó a un “todo a cien” para que te las compraras.
Xigbar: Cierto
Demyx: ¡Protesto! ¡No tienes pruebas!
Xigbar: Se donde está el ticket de esa compra…En mi bolsillo.
Axel: Jaque…
Xigbar entonces le pegó un largo y sonoro sorbo a su taza de café y miró al rubio sonriendo maliciosamente, esperando a ver cual era su reacción ante esto.
Demyx: esto…Yo…Arg! ¡No se puede desayunar tranquilo!
Hikari: Me lo dices o me lo cuentas ¬¬
Entonces cogió su extraña bebida y un par de bollitos de chocolate de un fuente que había cercana a el y se marchó para su cuarto con aire de indignación.
Para entonces Frixen ya se había sentado en la mesa y me indicó que me sentara a su lado señalando una silla frente a la cual había una jarra de humeante leche y un cuenco vacío junto a una caja de cereales de chocolate y un cartón de leche. Me senté obedientemente cual perro a la vera de su amo.
A los cinco minutos de haberse ido Demyx regresó indignado diciendo que le habían echado de la sala de ocio. Pobre chico incomprendido, otra victima de esta sociedad corrupta XD
Tras volver a sentarnos todos pacíficamente en la mesa intentamos encauzar una conversación hacia temas medianamente interesantes para los cinco ocupantes de la mesa y, aunque intentábamos tener un desayuno medianamente normal y ameno, Xigbar se dedicó a tocarle las narices a Frixen, literal y metafóricamente hablando, durante todo el desayuno hasta que está se encolerizó y le arañó ligeramente la cara. Después hubo paz…-.-
Al poco tiempo del altercado, y con cara somnolienta, apareció “Zexito” por la puerta de la cocina.
Seguido desde no muy lejos por un tipo con el pelo azul, los ojos amarillos y una X cruzándole la cara…Un momento…A este ya lo he visto antes… ¡Era el infiltrado que quería “castigar” a Axel por sus visitas clandestinas!
A Frixen, nada más verles, se le hicieron los ojos chiribitas y se lanzó al encuentro con los dos hombres.
Frixen: Oh, muy buenos días Zexito y para ti también Saïxito
Zexion: ya empezamos…
Entonces Fr se abalanzó sobre Zexion.
Frixen: Ooooooh mi Zexy-sexy ¿Cómo estás esta mañana? ¿Has dormido bien? ¿Has tenido sueños bonitos conmigo?
Zexion: Estaba bien… ¡hasta que me crucé contigo!
Frixen: Ay ¡Pero qué tímido eres Zexy!
Zexion: ¡ni tímido ni ostias! ¡Yo lo que quiero es que me dejes en paz!
Frixen entonces se acercó mucho a su cara y acariciándole la mejilla añadió.
Frixen: Tú y yo sabemos que eso es imposible
Xigbar entonces puso los pies sobre la mesa mientras se mecía sobre las patas traseras de su silla.
Xigbar: Pobre…En el fondo me da pena…
Los hombres sentados en la mesa intercambiaron una mirada y luego se desternillaron de risa
Axel: ¡Muy bueno Xig! XD
Hikari: No deberíais de ser tan crueles ¬¬
Xigbar: ¡Oooooooh! ¡Que miedo que tengo! ¿Y que es lo que va a pasarnos si no?
Hikari: Que Dios castiga sin piedra ni palo ¬¬
Xigbar entonces arqueó la ceja.
Xigbar: ¿Y entonces que hace? ¿Atizarnos en la cabeza con la edición dominical del periódico?
Saïx: Lo hará como no te levantes de MI silla, número dos.
Xigbar entonces se giró. El hombre peli-azul estaba de pie tras el sosteniendo entre sus manos el periódico ya enrollado y listo para golpearle.
Xigbar cogió un palillo y comenzó a roerlo sin dejar se mirar a los ojos amarillentos del otro hombre. Al poco tiempo bajó los pies de la mesa y se levantó de la silla.
Xigbar: Bueno chicos, hay mucho trabajo que hacer >=3
El pirata, tras estirarse y hacer crujir todos sus huesos se despidió con la mano y desapareció. Justo en ese momento frixen volvió a mi lado.
Hikari: ¿trabajo?
Frixen: No, “trabajo”
Hikari: Eh?
Saïx miró a Frixen unos momentos malamente.
Saïx: Otra vez esa historia no ¬¬
Frixen: pues si no te gusta no la oigas.
Sin que tuvieran que pedírselo dos veces, Saïx se levantó a por una taza de café o quizá a ver si Zexion se había recompuesto de los “mimos” de Fr.
Frixen: Xigbar se encierra todos los domingos en su cuarto durante todo el día.
Hikari: ¿Y eso?
Demyx: Bueno…
Axel: existen varias teorías…Tres pasa ser exactos.
Frixen: En la primera se dice que es para ver los capítulos que graba entre semana de las telenovelas que echan a medio día.
Hikari: O_o’
Frixen: la segunda…Que se infla a ver películas porno y la tercera…
Hikari. ¿Qué?
Frixen: Pues la tercera dice que se dedica a hacer las dos cosas….
Axel: esa es la más probable después de la del porno XD
Demyx: ¡Cierto! Yo mismo lo comprobé…Un día pegué la oreja a la puesta y oí algo de un tal Francisco Antonio José Javier y de una tal Enriqueta Bratislava María de la Oz, pero al rato se escuchaban ciertos gemidos placenteros…
Hikari: Lo cierto es que es un tanto preocupante Ó_ò
Frixen: Y que lo digas
Axel: Es uno de los grandes misterios de la ciencia sin resolver…
Saïx volvió con un plato lleno de tostadas y mantequilla en una mano y en la otra una taza de humeante café. Saïx dejó el plato y la taza sobre la mesa y cuando iba a sentarse…
Frixen: ¡Oh, que bien Saïxito! ¡Vas a desayunar con nosotras! :3
Acto seguido cambió de idea y se sentó unas sillas más allá. Al parecer el lugar que ocupaba Xigbar estaba demasiado cerca de Fr como para garantizarle al peli-azul un desayuno tranquilo.
En vista de lo que podía sucederle Zexion también se sentó bastante retirado de Fr, solo por precaución.
Axel: En fin…Creo que yo también tengo cosas que hacer.
Entonces Axel recogió sus cosas y se fue sin un adiós ni nada.
Al poco tiempo yo también opté por irme.
Los intentos frustrados de Frixen de ligar con alguno de los dos peli-azules resultaban ya demasiado aburridos y repetitivos para mi y Demyx tampoco parecía dispuesto a darme una conversación interesante.
Nadie reparó en el hecho de que yo me levantara de la mesa. Recogí mis cosas y me encaminé hacia las escaleras para subir a mi habitación. Mucha fuerza no se si tendré….Pero a este paso voy a tener unos gemelos…XD
Esperando, apoyado en el marco de la puerta de su habitación con los brazos cruzados y mirando al suelo, estaba Axel con aire meditabundo.
Al sentir mi presencia en lo alto de la escalera el pelirrojo giró la cabeza tan rápido que pensé que se iba a romper el cuello.
Axel: Tu, y yo, aquí y ahora, vamos a hablar.
Hikari: O_o
Axel: Ya he aplazado bastante este tema y prefiero zanjarlo cuanto antes… antes de que se me vuelva a olvidar…
Hikari: ¿De qué me hablas? O_o
Axel: de lo que tenía que contarte
Hikari: Oh…
Axel me cogió del brazo y tiró de mí hacia el interior de la habitación cerrando la puerta tras de si.
Axel: Uhm, bien…Siéntate querida
Hikari: ¿Querida? Eso suena raro viniendo de ti O_o
Axel: Está bien…Siéntate niña horrible
Hikari: tampoco es eso ¬¬
Axel: XD
El pelirrojo se rascó la cabeza mientras que yo me sentaba sobre la cama.
Axel: Uhm…Si…Bien…Y ahora… ¿Por donde empiezo?
Hikari: Hay cosas que nadie está dispuesto a contarme ¿Verdad?
Axel: uhm?
Agaché la cabeza y me puse a juguetear con los dedos.
Hikari: Bueno...a ti te ha costado un montón empezar a hacer amagos de querer contármelo…
Axel: Digamos que no es una cosa agradable de relatar… Lo cual me recuerda que esto en realidad debería a hacerlo Thes…
Alcé la cabeza de golpe con una mirada acusadora.
Hikari: ¡Ah, no! ¡No escurráis más el bulto! Llevo mucho tiempo en ascuas por vuestra culpa
El pelirrojo se encorvó con resignación.
Axel: Oh, bien… ¿Por qué todas las mujeres siempre me dejan con el trabajo sucio? …Larx, Thesslita, Anne…
El pelirrojo dijo esos tres últimos nombres casi como un susurro.
Hikari: ¿Anne? Ese nombre es nuevo
Axel se incorporó de golpe.
Axel: ups…
Parecía querer decir algo, pero sin saber como empezar.
Axel: ¿No te la he mencionado antes?
Hikari: No que yo recuerde ¿Quién es? ¿Una amante fuera de la Organización?
Axel: Ja Ja Ja
Axel miró con melancolía hacia la ventana. Al otro lado, negros nubarrones de tormenta poblaban el cielo y los árboles se movían a merced del viento. Axel bajó la vista y se quedó embobado mirando a la peluda alfombra y luego me miró, suspiró y con un tono apagado susurró
Axel: Tu madre
Pegué un respingo. Pasaron unos segundos que fueron como un pequeño shock para mí…
Hikari: ¿Mi…? ¿¡Eh!? ¿¡De qué la conocías!?
Axel se giro de nuevo mirando a la ventana…
Axel: En realidad su nombre era Alianne…Tu padre se llamaba Arashi. Tenías una buena familia…
El pelirrojo asintió un par de veces con la mirada perdida y luego se cruzó de brazos.
Axel: La conocí, a ella y a tu padre, cuando ya trabajaba para la Organización. Me ordenaron que me colara en el castillo para enviar información de este, así que, comencé a trabajar en palacio como recadero de los cocineros y “chaval de la limpieza”…
Hikari: Espera un momento… ¿Qué es eso de que empezaste a trabajar en el palacio?
Axel: Es una larga historia…
Hikari: Tengo tiempo.
Axel suspiró.
Axel.: Es MUY larga…
Hikari: Entonces dime… ¿Cómo entraste aquí, en la organización?
Axel: …
Axel se rascó la cabeza un momento.
Axel: ¿Por queeee haces esas preguntas T-T?
Hikari. ¿No teníamos que hablar? ¡Sufre pues el poder de la mente curiosa de una adolescente!
Axel: Está bien…Mataré dos pájaros de un tiro…
Axel suspiró resignado.
Axel: Todo se remonta a mi infancia tiempo ha…Mi familia originalmente estaba bien acomodada. Era una familia feliz y con una gran cantidad de miembros…
Axel hizo una breve pausa. Se le veía algo desganado.
Axel: todo era perfecto hasta que a mi padre, para seguir manteniendo sus “pequeños vicios particulares”, Ethan, se metió en trabajos sucios y se aficionó a la bebida y a otras cosas…
Mi padre entonces se volvió un ser peligroso…Creo que esas es la razón por la que nunca conocía al resto de mis hermanos…Todos se fueron de casa muy pronto…Y poco después de esto llegó al mundo… ¡¡¡El fantástico, inteligente y apuesto ser que tienes ante tus ojos!!! XD
La vitalidad en los ojos de Axel volvió al pronunciar esas últimas palabras.
Hikari: ¿Fantástico? ¿Inteligente? ¿Atractivo? ¬¬…Desde luego no eres tú
Axel: Oye no te cachondees que tengo a varias nenas a mi pies XD
Hikari: No te lo crees ni “jarto vino”
Axel hizo un giro con la cabeza moviendo su pelo imitando el de las jovencitas de los anuncios de “Panten”
Axel: Ya, ya XD
Hikari: Bueno, si, muy interesante pero ¿Cuándo entro yo en la historia?
Axel: Aún me quedan siete años de historia hasta llegar a ti…Paciencia que es la madre de la ciencia
Hikari: ahora que lo pienso…Que viejo eres…Ventimuchos ya
Axel: Viejo no…Para ti madurito diría yo XD
Hikari: No tengo ningún interés en mantener un relación sentimental contigo, pelirrojo, deja de hacer amagos de insinuaciones ¬¬
Axel: Lo tendré en cuenta XD…Total... Myrian y yo apenas veíamos a Ethan… Recuerdo que desde poco mas tarde de que yo tuviera uso de razón todas las noches volvía bebido a casa.
Myrian tenía miedo… Muchas veces dormía en mi habitación por miedo a encontrarse por las noches sola con el, no me extraña después de lo que ese capullo le hacía…Ethan pegaba a mi madre…A menudo, sobretodo por las noches…
Le miré a la cara…Tenía un aire inexpresivo, su mirada estaba perdida en algún punto del suelo. Pero entonces me fijé bien en sus ojos ¿No están más brillantes de lo normal? Imposible...Un efecto de la luz…
Axel: Durante los últimos días de nuestra “vida en armonía ”un antiguo amigo de la familia se juntaba mucho con mi madre. Era una buena persona. Ayudaba mucho a mi madre con la casa sin pedir nada a cambio…Nada de ningún tipo. Solía decirle a mi madre que me gustaría tener un nuevo papá je, je, je…Ella solía entonces decirme que mi padre era al único hombre al que ella sabia amar y que aunque ese no fuera el hombre con el que se casó lo seguiría amando…
Hikari: Lindas palabras
Axel: ¿En serio?... puede que ahora lo sean…Pero para mi resultaban estúpidas…No obstante respeté en todo momento las decisiones de mi madre…
Axel se cruzó de brazos. La vitalidad en su rostro había vuelto a desaparecer.
Axel: Un día…Tras seis años de convivencia “pacífica”, el extraño que vivía con nosotros llegó tan borracho como malhumorado a casa... Misteriosamente se enteró de “ese antiguo amigo de la familia”, que se había convertido en nuestro vecino no hacía mucho, visitaba a mi madre cuando el no estaba en casa… Decía que Myrian no debía de volver a hablar nunca más con otro hombre que no fuera el, que ella era suya, que era su esclava y más cosas de las que nunca me enteré…Cierto que te lleve a pensar mal que un hombre está con tu mujer cuando tu no estás en casa pero…
El pelirrojo apartó la vista un momento.
Axel: El caso es que la discusión fue subiendo de tono y al final…Ethan acabó acuchillando a Myrian con una botella rota.
Me quedé petrificada ante aquellas palabras… Traté de decir algo pero no pude. No había palabras para describir eso. ¿Cómo puede haber gente tan sumamente cruel?
Axel se masajeó las sienes con los dedos índice y pulgar de su mano izquierda y prosiguió.
Axel: Ethan juró hacer, desde entonces, de mi vida un infierno. Me “torturaba” de múltiples formas…Pero lo que siempre se le dio mejor era de forma psicológica. Sus insultos y acusaciones me dejaron bastante mal en esa época…Pasó el tiempo y el dinero fue escaseando en casa por sus vicios y....Bueno, tendrás que disculparme porque a partir de aquí las cosas andan un poco borrosas para mi. Solo recuerdo a mi padre sonriendo con malicia, sujetando una bolsa llena de dinero mientras que alguien tiraba de mí con brusquedad, alejándome de mi hogar y de todo lo que antes conocía…Ethan me vendió. Me trató como un simple objeto…
Axel se acarició la barbilla e hizo otra pequeña pausa evadiendo mi mirada. Se respiraba cierta incomodidad en el ambiente.
Axel: Supongo que tras esto perdí el corazón y comencé a trabajar para la Organización…
La seriedad en el rostro del pelirrojo desapareció mientras que me miraba con malicia.
Axel: ya ahora viene lo interesante para ti, ju, ju, ju
Hikari: ¡Guay! ¿Hago palomitas? :3
Axel: Eeeeeeh no, mejor no ¬¬
Hikari: XD
Axel: Verás, La Organización por aquel entones era diferente a como es ahora. Querían expandir su territorio para crear u gran “imperio” El problema era… Que para tener un control completo sobre todos los mundos, primero tenían que tener control sobre Imaginary, el reino más poderoso en esa época. Un lugar que brindaba protección a cualquier mundo que la pidiera. Este factor siempre fastidiaba los planes de l organización ya que, mundo que pisaba, mundo en el que encontraba al ejército de Imaginary…
Cuando poseyera ese lugar también tendría a algunos mundos que dependían de Imaginary. Así que se organizó una invasión en masa…Se perdió a más de la mitad de la plantilla y ni siquiera consiguieron lo que querían… Bueno…No del todo…Tus padres…Alianne y Ayashi ya no están aquí… Pero tú y Thessla seguís con vida ¿no?
Hikari: …
Axel me revolvió el pelo y me dedicó una sonrisa.
Axel: Y así, a grandes rasgos, fue como, un servidor, se quedó al cuidado de una mocosa como tu
Hikari: ¿Mocosa? ¬¬
Axel: Enana si lo prefieres :3
Hikari: ¬¬
Hikari: Por cierto… No has contado la parte en la que me sacabas de allí…
Axel. ¡Oh, vamos! ya te he dicho que lo de antes era a grandes rasgos…
Hikari. …Tampoco has detallado que pintabas tú de sirviente…
Axel: Está bien, está bien…Parezco un abuelito contando batallitas
Hikari: Bueno. Lo de viejo ya lo tienes
Axel: No me toques los botones ¬¬
Hikari: XD
Axel: Como iba diciendo, necesitaban información sobre el castillo y demás cosas cercanas a la familia real. Como yo acababa de incorporarme aún no había realizado grandes matanzas, por lo cual, mi nombre aún no tenía cierta importancia y nadie me conocía, por lo cual era la persona idónea para infiltrarme en palacio y descubrir todo lo que quisieran. Dije que era un huérfano, que la Organización había asesinado a mis padres y no tenía a donde ir. Me aceptaron enseguida como criado. Poco a poco me fui ganado la confianza de los monarcas debido a mi buen comportamiento…
Hikari: Increíble. No te imagino siendo un buen chico
Axel: ¬¬… Un día conocí a Thessla…Era, y sigue siendo, una niñita pija y malcriada a la que le gustaba fastidiarme la vida. Una vez le planté cara y la insulté desde entonces nos hicimos amigos inseparables.
Hikari: ¿Perdón? O_o
Axel: Raro ¿eh? Dejé se limpiar la habitaciones y me pusieron como “acompañante de juegos” para la princesa…Niñera diría yo…Siete días antes de “La reconquista” Thessla nos presentó… Créeme, el paso de los años te ha hecho cada día más fea…
Hikari: ¬¬ ja, ja, ja que gracioso…
Axel: Que sepas que te guardaré rencor eternamente por dos cosas…
Hikari: ¿Por qué? O_o
Axel: La primera por la patada en la entrepierna…
Hikari: eso fue en defensa propia
Axel: ¬¬….Y la segunda por intentar dejarme calvo en tu niñez.
Hikari: XD
Es cierto, Thessla me comentó eso ayer
Axel: ¡No te rías! Costaba sudor y lágrimas conseguir que te desprendieras de mi pelo ¬¬
Hikari: creo que ahora entiendo mi extraña afición al rojo
Axel: ja, ja, ja que chispa Hika ¬¬
Hikari: XD
Tras evadir unas cuantas miradas asesinas del pelirrojo me atreví añadir algo
Hikari: Bueno… ¿Y luego como sigue la cosa?
Axel: ¡Ay! ¿Es que no te cansas de peguntar todo el rato?
Hikari: ¡Pero si lo dejas todo a medias!
Axel: …Es posible…XD
Hikari: ¬¬
Axel: Vale, vale, pero esta es la parte menos bonita, el que avisa no es traidor.
Hikari: Lo soportaré
Axel: entonces vale.
El pelirrojo carraspeó un par de veces la garganta
Axel: A estas alturas yo ya conocía el castillo tan bien como la palma de mi mano por lo cual tenía conocimiento de todas las entradas y vías de escape de este. Por aquel entonces la tarea que se me encomendó fue la de destruirte a ti, a tu hermana o a cualquier persona de un estatus social importante que se cruzara por mi camino. Yo no…No podía…No era capaz de hacer tal cosa Era un crío. Me ordenaron a entrar con el primer pelotón usándome como guía para llegar sin perder tiempo hasta la familia real. Sin embargo, según íbamos avanzando por el castillo íbamos perdiendo hombres que se quedaban frenando a los guardias y así hasta que me quedé solo. Fue entonces cuando me encontré con Atlas. Dios, eso fue horrible. Estuvo a punto de rebanarme el pescuezo. Si Thessla no se lo hubiese impedido…
Yo…Al ver la mirada asustada de tu hermana me sentí mal...Me odiaba a mi mismo por lo que había hecho…Ella había sido y era la mejor amiga que había tenido nunca…
De modo que en vez de estorbar, me dediqué a ayudar. Les ayudé clandestinamente a Atlas y a ella a escapar y luego fui a por tu madre y a por ti.
Sin embargo, cuando llegué junto a tu madre, ya era tarde para ella…Tenía varias heridas mortales y…Murió tras entregarte a mi…Y creo que del resto ya puedes hacerte una idea tu sola.
Tras esto nos quedamos unos instantes en silencio. Fue entonces como si de verdad me diera cuenta de lo que significaban las palabras de Axel.
Unas silenciosas lágrimas comenzaron a nublarme la vista
Mi madre, mi padre, están muertos, ya no van a volver, no les iba a ver. Mi mundo fue destruido por el grupo del que ahora formo parte…
El pelirrojo me dio un golpecito en la nariz.
Axel: Oooooh la pequeña Hika está llorando, cuidado que a lo mejor se deshidrata XD
Hikari: Calla, Tonto T-T
Axel: ¡Oh, no! Ha perdido la capacidad de insultar, ¡esto es serio!
Hikari: Imbécil ¬¬
Axel: uf, falsa alarma
Hikari: ¬¬
No obstante ya se me habían quitado las ganas de llorar.
Suspiré, que historia tan triste la mía…
Hikari: Oye Axel…
Axel: Uhm?
Hikari: Thessla mencionó a alguien y tú también hace un momento. Le hice una pequeña pregunta que no me quiso contestar…
El pelirrojo suspiró
Axel: Verás lo que me suelta…A ver, dime
Hikari: ¿Quién es Atlas?
Axel arqueó la ceja
Axel: ¿Atlas? ¿Se lo has preguntado a Thessla y no te ha dicho nada?
Hikari: Un resumen muy breve…Que ella estaba bajo su tutela y poco mas…
Axel: Es normal que no habla mucho de el…Sobretodo después de la forma en la que ella le mandó a la mierda sin ningún miramiento…
Hikari: O_o
Axel: Si… Verás, ese llevaba ya un tiempo en el castillo como consejero real cuando yo llegué. Era un tipo inteligente, era una persona atenta, que sabía en quien confiar, por eso dudó de mí desde un principio XD
Hikari: Ciertamente un hombre muy sabio XD
Axel: Eh! ¬¬
Hikari: Lo siento, continúa XD
Axel: Ejem…
El pelirrojo carraspeó su garganta de nuevo y prosiguió
Axel: El caso es que mientras que a mi me tocó comerme el marrón de encargarme de ti…
Hikari: Oye!
Axel: …A el le tocó sufrir con Thessla, pobre hombre… Con lo feliz que el era con sus esperanzas de volver a ver su hogar reconstruido hasta que Thessla le soltó cuales eran sus verdaderas intenciones…Pobre, fue como una patada en la boca….
Hikari: ¿Qué pasó?
Axel: Thessla le confesó a palo seco que ella no volvería a pisar el palacio en lo que le quedaba de vida y que ni de coña pensaba irse a reinar al culo del mundo…Sin embargo, la muy puta, con perdón, tampoco quiere cederle el puesto a nadie, y como nadie se atreve a enfrentarse a ella…
Hikari: Que egoísta…
Axel: estoy contigo, pero es su forma de ser…No te acostumbres en exceso a contar con ella para algo…Ahora tu eres la novedad, pero dentro de poco dejará de hacerte caso…
Hikari: Oye Axel.
Axel: Dime
Hikari: Si Thessla estaba con Atlas… ¿Cómo es que ahora está aquí?
Axel: ejem…eh…uh…te lo contaré cuando seas mayor XD
Hikari: ¿y eso por qué?
Axel: Digamos que….Bueno, para serte sincero, simple y llanamente, porque hay contenido X en medio de la historia
Hikari: O_O ¿¡qué le has hecho a mi hermana capullo!?
Axel: eh, eh, eh ¡sin faltar!...Además, todo fue consentido...
Hikari: O_O T-T-Tu… ¿¡M-m-mi cuñado!?
Axel: Nah!...no creo que de momento vallan por ahí los tiros…Además no me va eso de tener hijos bastardos así por que si XD
Hikari: Uh…Esto…Parece que me llama Frixen…
Axel: Ya sabes donde está la salida
Le lancé una ultima mirada antes de salir de la habitación mientras que el se recostaba sobre la cama.

_________________




La aristocracia se viste de terciopelo y llora lágrimas de color carmín en su campo de flores de papel

MIS FALTAS DE JORTOGRAFÍA SON SAGRADAS!!!XD
avatar
Hikari
Admin

Cantidad de envíos : 231
Localización : En mi campo de flores de papel...
Fecha de inscripción : 16/02/2009

Ver perfil de usuario http://elcaminoporrecorrer.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.