Capítulo 38

Ir abajo

Capítulo 38

Mensaje  Hikari el Miér Mayo 06, 2009 5:29 pm

Capítulo 38
Intrusión



6:17 AM
Aun no había amanecido cuando un susurro me despertó sacándome de mi plácida estancia en el dulce mundo de los sueños…
¿?: Pst! Pst!
Hikari:…
Ni siquiera me molesté en responder, moverme o abrir lo ojos… Supuse que sería Inma, o cualquier otra persona, pidiéndome alguna poción para las clases, un abrillantador de metales o algo así…Y lo mejor en esos momentos es ignorar completamente a la pesona así que…
¿Por donde iba?..Ah, si…Dormir…
Entonces se oyó un pequeño ruido metálico. El intruso, durante uno de sus sigilosos movimientos por mi cuarto, había chocado con mi mesilla de noche y había tirado al suelo el reloj que estaba sobre ella.
Hikari: Cállate Chapis…
¿?: ¡Hika!
Esta vez la llamada vino acompañada de un pequeño zarandeo. Si hay algo que me molesta por las mañanas es que me toquen…Realmente me revienta….
Hikari: Iusooo neeeeee!
¿?: O.o
Todo permaneció en silencio durante unos instantes, hasta que mi insistente “agresor” siguió con su llamado “acoso”
¿?: Despierta Hika, es importante…
Hikari: ¡Quieshiesjaermyaiyoyepiuchaaa!…
Lancé un golpe con el brazo a quien quiera que fuere la persona que me molestaba, no recuerdo si ese golpe llegó a su destino o no, pero a cambio, yo recibí un brusco zarandeo acompañado con un berrido que me hizo incorporarme en el acto.
¿?: ¡Que te levantes coño!
Abrí los ojos como un búho intentando ver algo entre la oscuridad que me rodeaban. Distinguí entonces la silueta que lo que parecía ser una persona humana…Silueta que pasó a ser alguien conocido…Demasiado.
Hikari: ¡¡¡AHHHH!!! ¡¡¡TU!!! ¿¡¡¡QUÉ HACES AQUÍ!!!?
Señalé indiscretamente al pelirrojo con el dedo mientras que gritaba como una histérica
Axel: Shhhh ¡No tan alto!
Axel me tapó la boca bruscamente y me empujó contra el colchón.
Todo se quedó en silencio hasta que se escucharon unos pasos apresurados desde el pasillo en dirección a mi cuarto.
Axel: ¡Haz que duermes!
Hikari: ¿Qué?
Axel: Shhh!!!
Axel se agachó y se metió debajo de la cama.
Hikari: Muy hábil…
El pelirrojo asomó la cabeza y puso el dedo índice sobre su boca para decirme que me callara. Después volvió a sumergirse en su escondite y yo seguí sus instrucciones de hacerme la dormida sin muchas espranzas que que semejante plan tan ortodoxo funcionara.
Segundos después se abrió la puerta de mi habitación y el rostro de la Hermana Dolores en camisón se dejó ver en la estancia. Contuve la respiración. Si esa foca me pillaba despierta a estas horas sería el fin de mi existencia. La gorda se acercó a mí y me inspecionó detenidamente de arriba abajo. Parecía un perro olisqueándome en busca de algo…Que asco. Nunca me he llevado especialmente bien con esta herman…
Luego investigó el armario y lo revolvió todo. Mierda, con lo dobladito que estaba… Mañana me tocará planchar toda la ropa.
Bajo el armario, sobre el, tras la puerta, en el baúl, bajo el escritorio, entre las cortinas…
Sólo le quedaba un sitio por mirar. Recé por que no lo hiciera y que se fuera de una vez…Pero Dios no existe, por lo que mis oraciones no fueron escuchadas…
El tonel con ojos se arrodilló y miró bajo la cama. Mi corazón se paró en ese momento. Ya esta, a la mierda todo. Si. Había alguien más en mi habitación, y no era una chica, ni un chico de mi edad… No, claro que no, era un hombre hecho y derecho, de aproximadamente 20 años y 1’80 de estatura, con un buen físico y ropa similar a la de una sacta…La foca no podía simplemente pensar que estábamos conversando…No. Ella era una asquerosa malpensada, que sabía todo sobre el kamasutra y sabia como pillar a las chicas que intentaban perder su virginidad antes de los dieciocho en ese lugar
Y, aunque yo, por muy salida que sea, ciertamente no pensaba hacer tal cosa, ya había visto demasiados ejemplos de jovencitas que traían a sus ligues a su habitación y eran pilladas in fraganti, muchas veces tan solo hablando, para luego ser mandadas a un convento… Creí que, nada mas verle, cogería a Axel de los pelos y le sacaría de debajo de la cama. Luego se pondría a dar berridos y a gritar. Entonces le destrozaría la cara a Axel, si, se una forma tan brutal que ni la cirugía estética podría arreglarlo para después castrarle a lo salvaje con un chuchillo de carnicera.
A mi me meterían de interna en un convento como a tantas otras…
Pero no fue así.
La gorda se fue sin más, cerrando la puerta bruscamente. Suspiré aliviada y noté como Axel hacía lo mismo. La oscuridad de la habitación unida a los trastos que había bajo la cama debían de habernos salvado el pellejo proporcionándole a Axel un buen escondite para la miope vista de esa bola de grasa…El final va a ser cierto ese dicho español de que la mierda proteje….
Axel: Uf, por un pelo…
Hikari: ¿¡Pero que demonios haces tu aquí pederasta!? ¡Podrías haber arruinado mi vida!
Axel: Ya te lo he dicho…Se me olvido decirte una cosa….Y deja de llamarme así…
Hikari: ¿Qué olvidaste?
El rostro del pelirrojo adoptó un expresión seria…Daba miedo, no estaba acostumbrada a verle serio. Extendió el brazo y me señaló intensamente con su dedo índice.
Axel: No te creas, bajo ningún concepto, nada de lo que te digan en este lugar, créeme, todo es una ilusión, lo que pasa es que los cabrones de arriba no quieren que llegue a entrar ninguno en la organización…
Hikari: Entonces…PG de veras está…
Axel: PG esta muerta, murió a manos de Larxene en la décima planta del castillo tal y como viste en su momento.
Hikari:…
Axel dijo esas palabras con tan poco tacto…Lo cierto es que la dulzura en sus palabras muchas veces brilla por su ausencia.
Axel: Escúchame, se que es duro aceptar otra cosa cuando ya te has convencido de otra mejor pero esta es la verdad… Así son las cosas o al menos esta es mi versión… El decidir creerme o no es tu problema….
Hikari: ¿Por qué has venido a mi cuarto, pervertido? ¿Que hay de acosar a Héctor y Rakildis?
Axel: Ya lo hice ¡Y deja de llamarme así!
Hikari: ¿Y?
Axel suspiró.
Axel: Rakildis me echó a patadas y me llamó de todo antes de lanzarme un jollero de porcelana a la cabeza y Héctor lo hizo con su escopeta de aire comprimido…
El pelirrojo señaló algunos agujeros que había en su gabardina y na parte abultada y enrrojecita en la frente
Axel: ¿Alguna pregunta?
Hikari:…
Axel se tumbó sobre la alfombra, con los brazos cruzados sobre la cabeza y la mirada perdida en el techo. Me quedé mirandole unos instantes hasta que este me devolvió la mirada.
Axel: ¿Que?
Hikari: Que lindo es el perrito que duerme en la alfombra…
Axel: ¿Prefieres que me tumbe junto a ti en la cama?
Hikari: No
Entonces me eché hacia atrás con brusquedad.
Axel: Aunque lo parezca…No muerdo.
Aqueé la ceja y el pelirrojo sonrió. Pero esa sonrrisa se desvaneció del rostro de Axel con rapicez para adoptar la expresión seria que tenía antes. No me gustaba verle así. Me gustaba más esa carita siempre sonriente, aunque no supieras muy bien que era lo que estaba tramando exactamente.
Axel: Dime Hika… ¿Por qué me odian? ¿Que les he...?
Hikari: Según ellos mucho.
Axel se incorporó de golpe.
Axel: ¿Pero el qué?
Hikari: Pues para empezar, sacarles de aquí, suponiendo que la versión de PG se a cierta… Lo segundo, arruinar su vida y lo tercero, hacer nacido.
Axel: Oh, visto así ya me quedo mucho mas tranquilo
El pelirrojo dijo estas palabras gesticulando excesivamente y luego se em quedó mirando fijamente.
Axel: ¿Has tomado ya una decisión?
Hikari: ¿Sobre qué?
Axel: Sobre lo de quedarte aquí o no...Ya sabes… ¿Qué versión de la historia te crees?
Hikari: ...
Cual, cual me creo…Héctor, Rakildis, Crispi, Nask, PG Oscar…Mis amigos, o eso parece…Personas a las que aprecio vuelven a mi lado…Si quiero puedo hacer que esto sigua así…
Ambas versiones pueden ser posibles… ¿Por qué tienen que ponerse tan difíciles las cosas?…
Axel me miró a los ojos y enseguida comprendió mi problema.
Axel: Bueno, no importa, aún tienes aun seis días para decidir… Por si te interesa, al sexto día, por la tarde se abrirá un portal negro.
Hikari: ¿No eran puertecitas?
Axel: Créeme, esto es mucho mas “moderlno” y además contribuye al ahorro de energía, a la repoblación forestal y a poner a los carpinteros en paro.
Hikari: Eres tonto
Axel: Aprendí de ti.
Le lancé una mirada no muy agradable. El pelirrojo sonrió. Me sentía bien a su lado….Me daba una sensación de tanta….Calma, aunque fuera un poquito capullo algunas veces pero nadie es perfecto por desgracia.
Axel se levantó del suelo y dio una vueltas por mi cuarto observando todo minuciosamente. Entonces detuvo la mirada en un rectángulo de corcho lleno de fotos y situado frente al escritorio. En su mano encendió una pequeña llamita para iluminar su alrededor. Yo permanecía en la cama, observándolo desde allí. El pelirrojo miró las fotos detenidamente.
Yo me crucé de brazos unos momentos. Acababa de acordarme de algo que, ciertamente, me inquietaba… Todas, todas y absolutamente TODAS las noches de mi vida he soñado con aquel bonito castillo y en todas y cada una de las mañanas siguientes recordaba todo lo soñado…Sin embargo…Creo seriamente que esta noche no he soñado nada… ¿Por q…?
Axel: ¿Esta…? ¿Esta eres tú?
Axel señaló a la foto de unas criaturitas de unos dos años que miraba sonriente a la cámara mientras que sostenía un muñeco un tanto zarrapastroso. Me ruboricé. Me molesta que la gente vea fotos de mi más tierna infancia
Hikari: Pues si ¿¡que pasa!?
Axel: Que sales muy cuca
Hikari: Ya…
¿Cuca? ¿Yo? Valla…
Axel: Uhm…Héctor, PG, Andrés, Efrén, Natalia, Alba y tu si no me equivoco.
Hikari: ¡Que buena vista! Yo apenas les reconozco
Axel: ¡Qué mala amiga! ¡Anda que no reconocerles en una foto!
Hikari: ¬¬
Axel: Esto….

El pelirrojo se aproximó hacia el pequeño reloj que estaba situado en el suelo junto a la mesilla de noche. Lo recogió y lo miró antes de dejarlo en su respectivo luegar.
Axel: Van a ser las siete…Creo que ya es hora de que me valla yendo…
Axel se situó en el centro de la estancia.
Axel: Adiós
Hikari: Ad…
Axel: No te duermas o llegarás tarde a clase…¡¡¡PRINGAAA!!!
Hikari: ¡serás hijo de…!
Le lancé la almohada pero el pelirrojo se desvaneció antes de que siquiera le rozara.
Las siete…
Bah! Aun tengo tiempo…sólo dormir…Unos cinco minutillos…
Sólo cinco…
-.- z Z

_________________




La aristocracia se viste de terciopelo y llora lágrimas de color carmín en su campo de flores de papel

MIS FALTAS DE JORTOGRAFÍA SON SAGRADAS!!!XD
avatar
Hikari
Admin

Cantidad de envíos : 231
Localización : En mi campo de flores de papel...
Fecha de inscripción : 16/02/2009

Ver perfil de usuario http://elcaminoporrecorrer.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 38

Mensaje  Dantorio el Jue Ago 13, 2009 1:55 am

le has llamado pederasta? le ha llamado pederasta. ¡Le has llamado pederasta! JA es valido el argumento tu lo hiciste antes XD ¿es valido? si, ¡es valido! XDDDDD

Dantorio
Escudero

Cantidad de envíos : 54
Edad : 26
Localización : La spidercueva
Fecha de inscripción : 16/02/2009

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 38

Mensaje  Hikari el Dom Ago 16, 2009 2:15 pm

em...
lol?
XD

_________________




La aristocracia se viste de terciopelo y llora lágrimas de color carmín en su campo de flores de papel

MIS FALTAS DE JORTOGRAFÍA SON SAGRADAS!!!XD
avatar
Hikari
Admin

Cantidad de envíos : 231
Localización : En mi campo de flores de papel...
Fecha de inscripción : 16/02/2009

Ver perfil de usuario http://elcaminoporrecorrer.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 38

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.