Capítulo 27

Ir abajo

Capítulo 27

Mensaje  Hikari el Mar Feb 16, 2010 8:14 pm

Capítulo 27
Mi “elección”





Volví al castillo, tras el sueño de la noche anterior no pude volver a dormir.
Eran las tres y media de la mañana y había sido un cutri-día en casa del pelo pincho sin hacer nada especial, simplemente hacer el tonto un rato y quemar los botones del mando de la videoconsola.
Le dejé una notita a Dex sobre la cama en la que había dormido para que no le diera un ataque de pánico por mi desaparición como la otra vez y abrí un portal para volver al castillo.
Una vez allí vi a Larxene sentada en el sofá de la sala de ocio, triste y sola, meditabunda, tan estática que apenas daba señales de vida.
Hikari: ¿Larx?
Pero Larxene ni se inmuto, tenía la mirada perdida y parecía triste, se abrazaba en silencio las rodillas, mirando hacia la nada.
Hikari: ¿Larxene?
Me senté en el sofá de la sala de ocio con una carpeta llena de folios y mi estuche. Larxene alzó la cabeza sobresaltada en cuanto me senté a su lado.
Larxene: ¿Que quieres?
Bueno, al menos responde con la misma brusquedad de siempre.
Hikari: no, nada, que estabas así...
Larxene: ¿así como?
Hikari: con esa cara...
Larxene: ¿Y que? tengo la cara que me da la gana
Hikari: Vale, no me mates, solo quería saber como estabas.
Larxene me fulminó unos instantes con la mirada, pero cuando me vió sacar la carpeta y mis utensilios de dibujo dejó de estar a la defensiva y volvió a su pose inicial.
Larxene: ¿Por que?
Alcé la vista del papel en blanco que acababa de sacar y la miré a ella.
Hikari: ¿Por qué que?
Larxene: ¿Por qué querías saber como estaba?
Hikari: No se, parecías triste
Larxene me miró confundida y luego volvió a su abstracción. Saqué de mi bolsillo el MP3 y busqué alguna canción de fondo para dibujar. Pasaron unos instantes hasta que Larxene finalmente añadió:
Larxene: Los incorpóreos no tenemos sentimientos. Los que estáis completos no deberíais albergar sentimientos por algo como nosotros… Y eso es algo que Yexhana debe de entender…
Tras esto se incorporó y se fue.
Me quedé mirándola mientras que se iba intentando hacer que esa frase cuadrara en mi mente.
Me puse los cascos y cambié de canción. Si no aprovechaba al tiempo para dormir lo haría para dibujar. Justo entonces recordé que, en la tarde de compras con Dex, le había comprado a Naminé una enorme caja de pinturas, la cual le daría por la mañana, ahora era mi momento de dibujar. Pero apenas había dibujado el esquema del dibujo cuando Yexhana apareció de la nada y se sentó a mi lado con expresión alegre y dulce en el rostro.
Yexhana: ¿Cómo te gustaría morir?
Me giré bruscamente y miré a sus ojos anaranjados ahora cálidos y amables.
Hikari: ¿A qué viene eso?
Yexhana: No se…
Ella se encogió de hombros con media sonrisilla en la cara.
Yexhana: Curiosidad, solo responde.
Hikari: Uh…eh…Supongo que sin dolor y sería guay vivir hasta que te cansaras de ello supongo…
Yexhana: Oh ¿de veras? Que curioso…
Yexhana se sujetó la barbilla con la mano y miró hacia otro lado con aire pensativo.
Hikari: ¿El qué?
Yexhana: No, nada, que tienes mucha suerte, de los que vivimos aquí creo que la que más.
Hikari: ¿Respecto a qué?
Odiaba las conversaciones de eterna pregunta-respuesta antes de la gran respuesta. ¿No sería mucho más fácil y rápido que todo el mundo dijera lo que tenía que decir sin rodeos? Sin tanto misterio y sin tanto hacerse de rogar. Además, la mayoría de esas conversaciones son como para hacer tiempo antes de…
Yexhana: Respecto a la forma en la que vas a morir.
Esa respuesta no me la esperaba. Me sonreí sin llegar a creérmelo del todo.
Hikari: ¿Pero qué dices?
Yexhana: Vas a morir muy joven…
Cuando dijo eso se me heló la sangre en las venas, no por la frase en si, sino porque sus ojos volvieron a ser tan fríos como antes. Eso le daba seriedad y credibilidad a lo que había dicho.
Yexhana: Si quieres cambiar eso no te encariñes demasiado con nadie, sobretodo con nadie de este lugar.
Me quedé estática con los ojos abiertos de par en par mirando a Yexhana hasta que se giró hacia la pantalla negra del televisor y volvió a hablar.
Yexhana: ¿sabes? Larxene, tu hermanita y yo antes éramos un trío inseparable dentro de la organización.
Espero que con trío se refiera a una relación de amistad. Lo digo no por el hecho de que mi hermana fuera lesbiana, sino por el hecho de que le hiciera “mimitos” a Yexhana. La imagen mental d eso me puso la carne de gallina.
Yexhana: Pero tu hermana vio que era más divertido tontear con Marluxia antes que seguir en nuestro grupo. Teníamos planes, hermosos planes para hacernos con la Organización. Con mis poderes y nuestra fuerza podríamos derrotar al elegido de la lleva espada y doblegar su poder a nuestra voluntad. No se por que nuestros planes se truncaron, todo era perfecto…
Ese tema de “apoderarse de la Organización” ya lo había oído antes, estaba segura. ¿Pero cuando? ¿Dónde?
Yexhana: ¿Te puedo hacer una pregunta?
No estaba muy segura de querer responder, como si no tuviera ya bastantes incógnitas y líos en la cabeza, no obstante asentí.
Yexhana: Si tu destino inmediato fuera una muerte inevitable… ¿Preferirías el suicidio o una muerte humillante y dolorosa a manos de otra persona?
Permanecí hipnotizada por su mirada de serpiente que parecía recorrer cada rincón de mi mente en busca de una respuesta. ¡Y yo que se! Como si realmente me lo hubiera planteado alguna vez. No obstante…
Hikari: Supongo que…Preferiría que la muerte fuera mi “elección” y no la de otra persona…
Yexhana sonrió y me acarició el pelo con ternura.
Yexhana: Buena chica.

_________________




La aristocracia se viste de terciopelo y llora lágrimas de color carmín en su campo de flores de papel

MIS FALTAS DE JORTOGRAFÍA SON SAGRADAS!!!XD
avatar
Hikari
Admin

Cantidad de envíos : 231
Localización : En mi campo de flores de papel...
Fecha de inscripción : 16/02/2009

Ver perfil de usuario http://elcaminoporrecorrer.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.