Capítulo 24

Ir abajo

Capítulo 24

Mensaje  Hikari el Mar Feb 16, 2010 8:11 pm

Capítulo 24
Patada anti-violadores





Hikari: ¿Hay algo de comer?
Dex: ¿Tienes hambre?
Hikari: Hombre, son las once…Si.
Dex: Uh… Bueno comida hay, pero te la tienes que cocinar tú.
Hikari: No sufras, prometo no incendiar nada.
Dex se encogió de hombros y se volvió hacia el salón de su casa.
Hikari: ¿No vas a cenar nada?
Dex: Solo si está Edward.
Hikari: Tienes que comer, Edward ya me puso al corriente de que no comes nada, así tienes esa pinta de niño somalí.
Dex: Es que simplemente no tengo hambre, nunca.
Hikari: ¿Ni siquiera si te lo preparo yo?
Fueron las palabras mágicas. Dex paró en seco su camino hacia el sofá.
Dex: ¿Qué?
Hikari: No, nada, nada…
Dex se giró hacia mí con ojos brillantes.
Dex: ¿Me prepararás la comida como si fueras mi mujercita?
Hikari: Si lo sacas de un contexto machista, si, con tal de que comas, niñito somalí.
Dex entonces pegó un salto unido a un grito de júbilo y me estrujó entre sus brazos.
Dex: Ains, que feliz me haces.
Hikari: Me asfixio.
Dex aflojó su abrazo, pero no me soltó.
Dex: Cada día me veo más viendo la tele contigo en el sofá, abrazaditos y achuchándonos mientras que los críos juguetean por la casa...
Hikari: Tú fumas crack ¿no?
Me zafé de sus garras y me aproximé a la nevera.
Dex: Quiero pasta
Hikari: ¡Encima con exigencias!
Dex: Anda, porfa ¡Pasta! Con atún, tomate, maíz y queso.
Dex me pegó un golpe con la cadera para hacerme a un lado y sacó de la nevera todos los extras, la cacerola y la pasta a una velocidad que casi podría considerarse sobrehumana.
Hikari: Espero que si te pido un favor me lo devuelvas con la misma eficacia.
Dicho esto pillé un delantal colgado en un gancho cercano a la puerta y me lo ajusté a la cintura. Sin darme tiempo a nada Dex me rodeó suavemente la cintura y me acercó hacia él.
Dex: ¿Te he dicho alguna vez lo sexy que estás en delantal?
Ya iba a mandarle a la mierda cuando me giró hacia él y me cogió la barbilla con dulzura y me apartó el flequillo de la cara.
Dex: No te imaginas lo bonitos que se ven tus ojos esta noche.
Su cara cada vez estaba más cerca y yo yacía paralizada por el embrujo de sus ojos verdes pese a que sus empalagosas palabras casi me producían nauseas.
Dex: ¿Te cuento un secreto? No como nada porque solo tengo hambre de probar tus carnosos labios de botón.
Dex me acarició los labios con el dedo índice. Pero un parpadeo suyo me hizo salir de su hechizo y le metí un puñetazo “anti-violadores” en la tripa.
Hikari: Piénsatelo dos veces vaquero.
Dex: Duele…
Hikari: Y da gracias de que el golpe no haya ido más abajo.
Volví a girarme hacia lo mío y tras recuperarse del golpe Dex se tumbó en el sofá. La única luz de la casa en estos momentos era la de la cocina. El silencio era total. Me hubiera gustado charlar de algo con Dex, pero visto lo visto…
Dejé los cacharros sucios en la pila y me llevé un par de platos de pasta hacia el sofá.
Hikari: Cabezón hazme sitio.
Pero no hubo respuesta. Dejé los platos sobre la mesilla de delante del sofá y miré a Dex. Estaba hecho un obillito, con la boca entre abierta y la respiración suave. Estaba tan mono dormidito…
Le zarandeé suavemente por los hombros. Dex se revolvió y entre abrió los ojos.
Dex: ¿Eh?
Hikari: La cena
Dex: ¿Eh?
Le hice incorporarse y señalé hacia los platos sobre la mesa.
Dex: ¿Me he dormido? Lo siento…
Hikari: Es igual, hazme un sitio.
Me senté a su lado y le tendí un plato y un tenedor.
Hikari: ¡Que aproveche!
Dex: Gracias…
Dex comía lentamente y sin ganas, mareando la comida en el plato. Yo ya había terminado cuando el llevaba poco menos de la mitad del plato.
Hikari: ¿No vas a comer más?
Dex: No tengo hambre.
Hikari: Edward me dijo que te obligara a comer.
Dex: Edward me metería un embudo y me pondría la comida directamente en el estómago si de el dependiera.
Sonreí. La imagen de Edward empujando la comida hacia abajo con un cucharón me hacía gracia.
Dex: ¿Qué tal te lo has pasado hoy?
Hikari: Muy bien.
Y era cierto. Habíamos ido a las tiendas de ropa de la marca para la que trabajaba Edward como modelo y habíamos pulido todo el dinero que teníamos. Gracias a una tarjeta de Edward disfrutamos de un descuento considerable en el precio de todo lo que compramos. Fue un buen día.
Dex: La próxima vez te llevaré al cine o algo…
Hikari: ¿Cómo una cita? ¿Los dos asolas en la oscuridad de la última fila? Ni loca.
Dex: Con lo divertido que sería hacer el viejo truco de bostezar y luego rodearte los hombros con el brazo…
Hikari: Ni se te ocurra.
Dex: Tarde.
Hikari: A todo esto… Ya es bastante tarde, debería de irme.
Dex: ¿Irte?
Dex se incorporó de golpe.
Dex: Pero si acabas de llegar, estábamos cenando y...
Hikari: Yo he terminado, tú no quieres más y llevamos toda la tarde juntos.
Dex: ¿Y?
Hikari: Pues que ya es horita de irme a mi casa a dormir.
Dex: Quédate aquí, hay habitación de invitados.
Hikari: Creo que no.
Dex: ¿Por qué?
Hikari: Porque es por la noche, los dos solos en una casa y porque no se cuanto tiempo tengo para correr antes de que te recuperes de un puñetazo en el estómago o una patada en la entrepierna.
Dex: Puedes cerrar la habitación desde dentro si te place.
Permanecí unos instantes en silencio. Lo cierto es que no me apetecía en absoluto caminar sola a estas horas... Y la verdad es que era divertido eso de pegar a Dex.
Hikari: Solo con la condición de que no intentes nada raro… Me llevaré las tijeras de cocina para cortarte las pelotas si entras en mi cuarto.
Dex: Las señoritas no utilizan ese vocabulario.
Hikari: Nunca dije que fuera una. Y ahora, enséñame esa habitación que dices que tienes para mí.

_________________




La aristocracia se viste de terciopelo y llora lágrimas de color carmín en su campo de flores de papel

MIS FALTAS DE JORTOGRAFÍA SON SAGRADAS!!!XD
avatar
Hikari
Admin

Cantidad de envíos : 231
Localización : En mi campo de flores de papel...
Fecha de inscripción : 16/02/2009

Ver perfil de usuario http://elcaminoporrecorrer.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.